Carpooling (I): ¿Que son, como surgieron y como funcionan?

Términos como carsharing o carpooling, están tomando cada vez más fuerza en los últimos años. Hasta poco, si necesitabas realizar un viaje de trabajo u ocio y necesitabas alquilar un vehículo tenías que acudir a una oficina de tradicional de alquileres de coches, dejar una fianza, contratar un seguro de coche, devolver el vehículo con el depósito lleno de combustible y por supuesto intacto, el alquiler por minutos o por trayectos era un concepto impensable.

Fue el resurgimiento del carsharing lo que nos puso al alcance de todos un sistema que permitiera el alquiler de coches por horas, el cliente puede disponer de un coche por un periodo corto de tiempo y no tiene que preocuparse ni de la gasolina, ni del seguro ni de nada. Con este modelo de renting un vehículo puede ser alquilado por distintas personas a lo largo de un mismo día y para reservarlo basta con un teléfono móvil con Internet.

El carpooling, va un paso más allá e incluso lo facilita ya que de esta manera te olvidas de todo lo relacionado con el alquiler del vehículo y hasta de la conducción. Sólo tienes que encontrar a otra persona que quiera hacer el mismo viaje que tú, organizarte con él y establecer algunas condiciones en la prestación del servicio, algo así como los “términos del contrato”, donde queda establecido el precio, el horario, si se puede llevar o no equipaje, animales, fumar, etc.

El transporte es uno de los mayores desafíos con el que están lidiando las grandes ciudades, la reducción del C02 (principal causante de los efectos invernaderos) es una de las prioridades de todos los gobiernos de los países desarrollados. Pero no son estos los motivos que impulsaron el uso de los servicios de carpooling, el ciudadano de a pie no esta tan concienciado con el medio ambiente como lo está de su bolsillo. El carpooling, ofrece en un escenario donde tener un vehículo en propiedad es realmente caro, una alternativa de movilidad realmente económica. Cuando ajustamos el dinero invertido en un automóvil a lo largo de una vida útil de 10 años, las cifras son mareantes: adquisición del vehículo, combustible, mantenimiento, posibles averías, seguro, impuestos y otros gastos que giran en torno al automóvil como pueden ser las zonas azules, parking, garajes, etc.

Carpooling (I): ¿Que son, como surgieron y como funcionan?

La solución para disminuir estos costes se encontraron en el carpooling, si aún no estas asociado con este término, el carpooling  se trata de una tendencia  muy extendida a nivel internacional, donde una plataforma digital hace de nexo de unión entre conductores que hacen un recorrido en particular con pasajeros que desean hacer el mismo recorrido (o similar) y de esta forma compartir los gastos originados en el viaje. Dicho de otra; una forma de viajar varias personas en un mismo vehículo para llegar a un destino común y compartir gastos. Además hace un uso del vehículo más eficiente al maximizar la cantidad de asientos utilizados.

Que ventajas nos aporta este concepto de movilidad?

El carpooling cuenta además con múltiples beneficios en la sostenibilidad, en lo económico y en lo social:

  • El ahorro de tiempo en los desplazamientos y ciudades menos congestionadas, pues al popularizarse esta tendencia se reduce el número de automóviles en la calle.
  • La reducción de CO2 a consecuencia del punto anterior.
  • La reducción del estrés que genera la congestión del tráfico.
  • Ahorros de costes al compartirlos con otros usuarios.
  • La socialización al conocer a personas nuevas que pueden incluso terminar estableciéndose una amistad entre ambos.
  • Otros beneficios: En muchas ciudades (como Madrid), estos vehículos se pueden circular por los carriles VAO, de alta ocupación.

Carpooling (I): ¿Que son, como surgieron y como funcionan?

¿Cómo funciona?

Su funcionamiento es simple; el contacto se produce a través de plataformas ya sean aplicaciones para Smartphone o sitios webs donde conductores y pasajeros publican los trayectos que necesitan recorrer, con su respectivas fechas y horarios. Cuando hay una coincidencia, el sistema les permite ponerse en contacto, acordar el costo del trayecto (en algunas plataforma el conductor fija de antemano la tarifa) y ya estaría todo los detalles listo para realizar el viaje. Algunas plataformas de carpooling cobran una comisión por estos viajes, o incrustan anuncios de terceros en sus plataformas  como forma de obtener beneficios.

En este concepto de movilidad hay dos sujetos bien definidos. Por una parte, el conductor, que es el sujeto que proporciona el automóvil, que normalmente fija el trayecto y que está interesado en compartir los altos costes del trayecto. Y por otro lado, el del pasajero, que está interesado en realizar un trayecto similar, no tiene vehículo propio y quiere ahorrarse parte de los costes de realizar el mismo trayecto en otro medio de transporte, ya sea taxi, autobús, etc.

Según algunos analistas, se puede llegar a ahorrar hasta un 75% de los costos de combustible, peaje y estacionamiento a través de estos servicios.

¿Desde cuándo?

Los primeros inicios de carpooling entre particulares surge en EEUU durante la Segunda Guerra Mundial impulsado por  unas políticas de ahorro de caucho introducidas por el gobierno americano. estudio publicado por ICADE.

carpool_propaganda

También, el carpooling sufrió una fuerte expansión en la década de los 70 en EEUU motivado principalmente por la crisis del petróleo que sufrió el país. Fue en los años 80 cuando se empieza a extender a otros países europeos como Francia, Holanda, Suiza, Bélgica y España.

En esta épocas los conductores y pasajeros publicaban sus anuncios en secciones de periódicos y tablones destinado a ese fin.

Como en muchos casos anteriores, ha sido con el “boom” tecnológico en la conectividad que hemos experimentado en los últimos años lo que ha impulsado estas plataformas gracias a la facilidad que nos brindan los smartphone a la hora de ponernos en contacto con otras personas en cualquier lugar y en cualquier instante.

¿Carpooling, carsharing… ? tengo la cabeza hecha un lío.

El carpooling, como hemos ya hemos comentado anteriormente, consiste en la práctica por la cual varias personas se ponen de acuerdo para compartir coche, ya sea para un trayecto en concreto como para desplazamientos más habituales y periódicos. Cuando compartes el coche (y los gastos originados) con tu compañero de trabajo para ir a trabajar o cuando lo haces con un amigo para realizar un viajas a la playa (por ejemplo), estás haciendo carpooling.

Es decir, un persona pone a disposición de otras su propio vehículo para un realizar un desplazamiento, a cambio de una pequeña cantidad de dinero que en la mayoría de las ocasiones suele ser una parte proporcional del gasto originado en el viaje.

Por otra parte, el carsharing se basa en el alquiler de coches durante un periodo corto de tiempo, el carpooling consiste en compartir coche con, como mínimo, el propietario del vehículo para hacer un determinado viaje. No se trata de un alquiler propiamente dicho, se trata de compartir.

En el próximo post veremos algunos ejemplos de plataformas carpooling que operan en España.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Un buen resumen, y muy didáctico.
    Yo añadiría otro concepto para aclarar aún más las diferencias:
    En el carpooling se trata de aprovechar mejor los asientos libres durante un viaje en el que el coche tiene un destino predeterminado, mientras que en el carsharing alquilas el coche completo y te lo llevas donde tú quieres.
    De ahí las repercusiones tan distintas de uno y otro en cuanto al ahorro de costes, y en la reducción de problemas como la contaminación, los atascos de tráfico y el aparcamiento en las ciudades.
    Para la gente que tiene que ir al trabajo cada día en hora punta, la solución es el carpooling.
    Para un uso esporádico, puedes elegir entre carsharing o algún tipo de taxi (más o menos tradicional).
    La segunda generación del carpooling está en camino y (en vez de organizar de antemano los viajes, con un punto de origen y otro de destino comunes para todos los viajeros) consiste en organizar sobre la marcha la recogida de pasajeros a lo largo de toda la ruta del coche, con ayuda de una app como DedoCar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s