¿Cuáles son los retos de la implantación del Vehículo Autónomo?

La penetración masiva del Vehículo Autónomo (a pesar de sus innumerables ventajas en seguridad y eficiencia), se enfrenta a retos importantes, no sólo en la parte tecnológica con el desarrollo de la IA o la implementación de la red 5G, sino también en el ámbito legal, como la responsabilidad en caso de un accidente en modo automático”.

Hablamos con Miguel Pantaleón, Innovation Director & Business Systems Analyst de Ideas Infinitas, una compañía que ayuda a facilitar la toma de decisiones en las empresas. ¿Cómo lo logran? Reduciendo la complejidad y facilitando la introducción de la innovación en el centro de las empresas para identificar las oportunidades y dar respuestas apropiadas a los retos a los que se enfrentan a través de una aproximación sistémica.

En esta ocasión, Miguel hace una reflexión sobre los retos a los que se enfrenta el vehículo autónomo (VA) desde un punto de vista sistémico donde se analiza el entorno y los elementos que pueden influir (tanto de forma positiva como negativa) en su implantación.

Aproximación sistémica a un posible escenario

miguel pantaleon vehiculo autonomo 5

By: Miguel Panaleón

Desde mi punto de vista, el gran reto consiste comprender la relación y la interdependencia que existirá entre el VA y la sociedad para facilitar su integración.

Bajo esta perspectiva sistémica he tratado de construir un escenario “posible” muy simplificado del entorno donde, en un futuro cercano, el VA podría tener que implementarse, con el objetivo de visualizar las posibles dificultades y explorar las posibles nuevas líneas de negocio y oportunidades que el VA pueda ofrecer. No se trata de una predicción, sino una síntesis de cómo, en base al comportamiento actual del sistema, podría comportarse el VA al ser introducido en el contexto de las ciudades.

En este diagrama causal he tratado de recoger las principales ideas que hoy están presentes en el discurso del VA, para relacionarlo con dos de las principales tendencias sociales para los próximos años: el crecimiento de la población de las ciudades por la migración de las zonas rurales y el desarrollo en la sociedad de una mayor consciencia ecológica. Estas son las reflexiones.

¿Cuáles son los riesgos a los que se enfrenta el VA?

Miguel Pantaleon Implantacion Vehiculo autonomo

Sobrepoblación en las ciudades

La primera asunción fundamental de la que parte esta síntesis es del crecimiento de la población en las ciudades debido a la migración desde las zonas rurales. En este contexto, una de las principales fuerzas que pueden impulsar el VA es la conveniencia.

Parece sensato pensar que las personas seguirán usando su vehículo para desplazarse a sus trabajos en un futuro a medio plazo, pero lo que no está tan claro, es el efecto que la superpoblación de las ciudades provoque en los desplazamientos.

El VA promete reducir los accidentes gracias a la Inteligencia Artificial y la conectividad sin latencia, pero, aunque esto sea así, la seguridad y fiabilidad del VA estará influida por el estado y mantenimiento del propio vehículo, las condiciones de las calzadas y meteorológicas, lo impredecible del comportamiento humano o por las irresponsabilidades otros de vehículos, muchos de ellos aún convencionales.

miguel pantaleon vehiculo autonomo 8
Tráfico habitual en muchas grandes ciudades. Fotografía: TODOAutos.com

En este contexto, el VA podrá reducir los accidentes, pero parece difícil que pueda gestionar la congestión del tráfico, al menos a medio plazo. La congestión del tráfico provocada por el número de vehículos en circulación, por el comportamiento impredecible de las personas o por la ineficiencia de las señales de tráfico, reducirá una de las ventajas del VA que es el ahorro de tiempo en los desplazamientos.

El riesgo de accidentes, a pesar de su despliegue tecnológico tiene, en mi opinión, dos vertientes: la primera es el impacto negativo sobre la confianza de los usuarios y la segunda, la incertidumbre sobre la responsabilidad legal en un posible accidente en conducción automática.

Estos factores; la incertidumbre sobre el ahorro de tiempo, el riesgo percibido por los posibles accidentes y la incertidumbre de sus consecuencias legales, son a mi juicio, un escenario posible que pueden afectar a la penetración del VA.

Presión para hacer las ciudades más habitables

Smart City es un concepto muy atractivo, sin embargo, en el contexto de ciudades densamente pobladas o superpobladas, existen algunos retos importantes. Sin duda el transporte es uno de los elementos fundamentales en la calidad de vida de las ciudades, pero no parece que mejorar las condiciones del transporte privado en el centro de las ciudades sea una prioridad para los gobiernos locales.

Hoy existe una presión creciente para hacer más habitables las ciudades para las personas que viven en ellas. El centro de Londres está restringido al tráfico más contaminante desde hace años y en Madrid, debido también a la contaminación, se imponen restricciones en la velocidad y el acceso a la ciudad.

miguel pantaleon vehiculo autonomo 9
Carteles informativos sobre restricciones de trafico debido a la contaminacion. FOTO: El periódico.com / JOSE LUIS ROCA

Por otro lado, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un proyecto para peatonalizar la Gran Vía. La sociedad, a medida que crece y se desarrolla, presiona para limitar el acceso de los vehículos al centro para reducir en lo posible la contaminación tanto atmosférica como acústica.

Si este contexto evolucionara de la misma manera, podría impactar en la conveniencia del uso del VA en las ciudades con acceso restringido. Por otro lado, la penalización del tráfico privado afectaría también a las inversiones de infraestructura como aparcamientos, puntos de recarga, accesos, etc. y a las inversiones en la tecnología necesarias para hacer que la ciudad se convirtiera en una Smart City real.

Este factor, la presión por hacer las ciudades más habitables para las personas, puede ser un impedimento, tanto desde el punto de vista de la conveniencia del uso del VA por la imposibilidad de acceder a lugares clave, como por la falta de inversión municipal necesaria para favorecer el tráfico privado y conectar la ciudad.

Energía y residuos

En mi opinión, esta es una parte crítica del VA y de la movilidad en general en un futuro muy cercano: cómo reducir la contaminación en todas las fases de producción del VA, así como en su uso, y como reciclar prácticamente todos los materiales para que el VA sea ecológicamente sostenible.

La segunda asunción en la que está basada el análisis es el desarrollo de una consciencia ecológica en la sociedad. Esto está provocado porque, como sociedad, estamos empezando a experimentar los primeros efectos del cambio climático y de la contaminación atmosférica.

Es la medida que las condiciones de nuestro entorno sigan empeorando, tendría sentido pensar que la sociedad será cada vez más sensible a cuestiones que tengan que ver con el impacto ambiental de sus acciones.

miguel pantaleon vehiculo autonomo 10
Fuente imagen: comunicarseweb.com.ar

Hoy, la contaminación del tráfico rodado comienza a ser un problema grave. El VA, en el caso de que esté sea eléctrico o de hidrógeno, promete reducir las emisiones en el uso, pero una sociedad mas consciente reclamará, posiblemente, la reducción de emisiones en la fabricación y en la producción de la energía necesaria para el uso.

Hoy esas cuestiones no están resueltas. Toyota es una de las principales marcas que en su RSC promueve la reducción de emisiones en toda la cadena.

Por otro lado, una de las condiciones que se dan por hecho, es la reformulación del concepto de propiedad. Si la tendencia del VA es convertirse en una propiedad compartida donde se pague por su uso, la consecuencia principal será que la tasa de uso de los VA crecerá y hará crecer exponencialmente el mantenimiento y renovación de la flota.

Este escenario de uso máximo de VA se generará un problema de reciclaje y recuperación de piezas útiles para su reutilización. Si la reutilización no llega a niveles máximos, el VA tendrá un gran impacto ecológico y social. Este problema está también lejos de estar resuelto.

Ambos factores, la contaminación en la cadena de producción y en el uso de los VA, así como el impacto de los residuos por su corto ciclo de vida, podrán crear una reacción negativa en la sociedad hacia el uso del VA.

Obsolescencia de la tecnología

Otro factor importante en el ciclo de vida de los VA es la obsolescencia de la tecnología. Hoy no están claros los modelos de negocio alrededor del VA, pero si tomamos como referencia la rapidez con la que han evolucionado los modelos de negocio relacionados con la tecnología en los últimos años, podríamos pensar que en el futuro seguirá sucediendo lo mismo.

Si esto fuera así, las consecuencias de las desactualizaciones de software, la incompatibilidad entre sistemas, o la propia obsolescencia del hardware, podrían tener un gran impacto en la confianza de los usuarios del VA.

La obsolescencia de la tecnología debido a la rápida evolución de los modelos de negocio digitales, en un VA con un ciclo de vida sensiblemente mayor, puede generar conflictos que impacten negativamente en la confianza de los usuarios.

Legislación

Si un conflicto por la diferencia de ciclos entre los modelos de negocio y la vida útil del VA es probable, también lo será el conflicto entre el VA y la legislación. La Inteligencia Artificial promete hacer maravillas y reducir drásticamente el número de accidentes, pero éstos no desaparecerán.

miguel pantaleon vehiculo autonomo 4

Así mismo, aunque la IA pueda tomar mejores decisiones que las personas en términos de cálculo, es posible que estas decisiones produzcan conflictos éticos, morales e incluso legales. Por ejemplo, ¿cómo dirimir quién es el responsable de un accidente en un VA en piloto automático, en el supuesto de que este VA pertenezca a una empresa “virtual” en un territorio donde no hubiera jurisdicción europea?

Hoy esto es un caso extremo, pero no me cabe duda de que será un escenario común en el futuro en vista de cómo las multinacionales hoy evaden impuestos.

La legislación nacional tendrá serias dificultades para hacer cumplir la ley a corporaciones que operan a nivel global, no sólo en las posibles responsabilidades en caso de accidentes, sino en términos de contaminación y residuos o laborales.

Conveniencia del “servicio” compartido

Es probable que el modelo de negocio del VA desincentive la compra particular, por lo que su penetración estaría condicionada a su conveniencia y utilidad como “servicio”. La actitud que la sociedad y las instituciones tengan hacia el VA condicionarán su penetración masiva y con ella, la producción a una escala suficiente para que los precios sean asequibles para la sociedad general y permita la actualización masiva del parque móvil. En mi opinión, es en este punto cuando las ventajas del VA alcanzarán su máximo potencial.

Conclusiones sobre la penetración del VA

Miguel Pantaleon implantacion VA 2

Fuera de este análisis han quedado los posibles problemas de seguridad en la gestión de datos personales de los usuarios y la privacidad, lo que sin duda se convertirá en debate a gran escala en los próximos años.

En mi opinión, el VA irá penetrando en nuestras vidas y será un avance fantástico, pero este camino de introducción será progresivo y no exento de dificultades que se tendrán que ir resolviendo a medida que sucedan.

Este acercamiento sistémico al VA no es un pronóstico, nadie puede prever con exactitud qué va a suceder en la implementación del VA, pero son escenarios posibles tratando de pensar en el VA desde el punto de vista de cómo hoy la sociedad se está comportando y cuales son las fuerzas que las condicionan.

Comprender estas fuerzas tiene dos ventajas competitivas claras: la primera es que se pueden formular escenarios probables y diseñar políticas que eviten los problemas críticos, y segundo, se pueden identificar ventanas de oportunidad y nuevos modelos de negocio en el entorno del VA en áreas críticas donde los problemas a día de hoy no están resueltos.

Este tipo de acercamiento sistémico crea un marco riguroso, robusto y flexible para la exploración de posibles modelos de negocio incorporando la visión de los distintos stakeholders involucrados en el desarrollo del VA. Ser capaces de formular y sintetizar la realidad nos permite interactuar con ella para influir en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s