Last mile delivery, un auge impulsado por el Covid19

el

En el marco de la Semana Europea de La Movilidad, anunciamos que Connected Mobility Hub se ha convertido en el partner de innovación Trafic – Salón Internacional de Movilidad Segura y Sostenible 2021 para convertirlo el foro de referencia en materia de  seguridad, sostenibilidad y movilidad conectada para ciudades, corporates, pymes y startups.

Last mile delivery

La logística tradicional de “última milla” ha sufrido una fuerte transformación en los últimos años. La forma en que el paquete llega a la puerta del cliente nunca ha visto un cambio mayor, y comenzó antes del golpe producido por la pandemia COVID-19. Con el comercio electrónico en aumento, los clientes exigen un mayor nivel de servicio y comodidad, y las tecnologías disruptivas, desde la electrificación de los vehículos de reparto, hasta los droides y los drones están sacudiendo toda la cadena en la entrega de productos.

Sin embargo, estas innovaciones tienen un costo, ya que las flotas de vehículos de reparto causan congestión urbana y contaminación atmosférica. Además, COVID-19 está generando interrupciones a corto plazo y cambios estructurales a largo plazo, con el comercio electrónico experimentando un crecimiento altísimo en nuevas categorías como comestibles y productos para el hogar. En general, las ventas de comercio electrónico en Estados Unidos han aumentado más del 30% desde el brote de la pandemia. En Alemania, DHL vio aumentar los envíos de paquetes de 5,3 a 9,0 millones de paquetes por día, de forma similar a los días de Navidad, los días que mayor número de entregas realizan.

Impulsado por el auge del comercio electrónico.

Estamos ante una nueva era respeto a nuestra presencia en la red, y los consumidores han sucumbido por completo a las compras online. A nivel mundial, el 82% de todos los consumidores han comprado online en los últimos tres meses. Se espera que un total de 2,1 mil millones de personas compren productos online para 2021. Una gran parte de estas comprar probablemente se hará desde dispositivos móviles, considerando que de media un consumidor revisa su teléfono 25 veces al día. De hecho, los datos muestran que el crecimiento del comercio electrónico ira superando el de los ingresos por el comercio tradicional: mientras que este último se espera que experimente un crecimiento de 4% CAGR entre 2019 y 2023, el comercio electrónico crecerá un 17% anual, representa aproximadamente el 20% de las ventas minorista a nivel global en 2023.

Claramente, Amazon es uno de los jugadores más importante del negocio de la venta online y la logística de entrega. La compañía gestiona un imperio de 390 almacenes y 20,000 camionetas de reparto a nivel mundial y gracias a su gran red de repartidores pueden enviar miles de productos en un plazo de 24 horas a los miembros de su servicio “Prime”, a nivel mundial, el servicio cuenta con más de 102 millones de miembros. Actualmente, Amazon ya entrega al 72% de todos los clientes su pedido en un plazo máximo de 24 horas.

Aumento de la presión sobre las ciudades

El aumento de la demanda de última milla podría aumentar el número de vehículos de reparto en las 100 principales ciudades de todo el mundo, un 36% hasta 2030. Sin intervenciones eficaces, las emisiones y la congestión del tráfico probablemente aumentarían más del 30% en estas ciudades a nivel mundial.

En consecuencia, la pandemia causada por el COVID-19 aumentará los problemas de congestión y la presión para descarbonizarse. Creemos que la gente cambiará del transporte público a las opciones de transporte individuales al menos durante 2021, especialmente en las áreas metropolitanas que dependen en gran medida de él. Los vehículos individuales sustituirán a las soluciones de movilidad compartidas, que deben abordar los problemas de salud causado por la pandemia. Las ciudades se enfrentarán a una mayor congestión y atrasos debido al creciente número de vehículos de reparto. También veremos algunos efectos atenuantes, como el incremento del teletrabajo que reducen los desplazamientos.

Tendencias con un fuerte impacto en el crecimiento de la entrega de última milla.

Cambio en las expectativas de los consumidores.

Las expectativas de los consumidores de “lo quiero ahora” en la entrega de productos en el mismo día están obligando a las empresas a mejorar e implementar servicios de entrega instantanea. Los envíos que anteriormente requerían una hora para procesarse ahora se están haciendo en tres minutos, si no en menos. Los millennials están dispuestos a pagar hasta un 30 por ciento más por la entrega el mismo día, informa McKinsey & Company. Anteriormente, el 56 por ciento de los compradores online entre las edades de 18 y 34 prefieren la entrega en el mismo día, mientras que el 61 por ciento de los consumidores estaban dispuestos a pagar un cargo adicional por la comodidad del servicio en el mismo día. Esta tendencia se está acelerando a raíz del brote COVID-19, ya que los clientes perciben que las opciones de entrega puerta a puerta son una alternativa más segura.

Rápido avance tecnológico.

El rápido progreso en las tecnologías de entrega, como los drones, AV y AT, también conocidos como vehículos o camiones autónomos, también afectarán la logística de última milla, su implementación permitirá reducir los costes de mano de obra, reduciendo la dependencia de la disponibilidad de los trabajadores y permitiendo la entrega las 24 horas del día. Se estima que el mercado de vehículos de reparto autónomos alcanzara los 45.000 millones de dólares en 2027. Además, las redes de transporte están mejorando constantemente sus plataformas logísticas para realizar la mayor cantidad de entregas en el menor número de kilómetros recorridos. Cada una de estas empresas tiene un departamento de ingeniería enfocado en hacer algoritmos para que las rutas y las entregas sean cada vez más eficientes. Sin embargo, es poco probable que las regulaciones existentes en la industria del transporte por carretera permitan la implementación a gran escala de las opciones de entrega sin conductor a corto plazo.

Nuevos modelos, economía colaborativa

La economía colaborativa también está proporcionando respuestas a algunas de las ineficiencias inherentes de la entrega de última milla. Como ha demostrado el nuevo coronavirus, ampliar las capacidades rápidamente tiene una solución costosa: contratar conductores, comprar vehículos y construir una flota de entrega representa una carga financiera significativa. En la economía colaborativa surge una oportunidad de ahorrarse estos costes que en muchas ocasiones resulta ineficientes y que solo da respuesta en casos y momentos muy concretos, como por ejemplo en las navidades.

Seguimiento en tiempo real

El uso de aplicaciones similares a Uber donde puedes saber en todo momento donde está el vehículo asignado implica otro impacto y tendencia en la logística de última milla, el uso de tecnología inteligente con fines de seguimiento en tiempo real del envío. A través de Internet de las cosas (IoT), la tecnología inteligente y los sensores se pueden rastrear los envíos en tiempo real. Los consumidores y los remitentes pueden recibir alertas por SMS, notificaciones por correo electrónico e incluso ver sobre el mapa la posición en todo momento del vehículo de reparto.

Analizar los datos para reducir los costes de la logística de última milla

La cantidad de información y datos que proviene de los sistemas (vehículos, etc.) monitorizados puede tener un alto valor si se analizan. Estos análisis permiten a las empresas de la cadena de suministro aislar los factores que afectan a los costes en los envíos, ver donde hay un problema, donde no se está actuando con eficacia y cuáles son los puntos críticos. Aunque algunos cambios pueden no tener un impacto importante en los costes, el análisis de datos proporciona un medio para llevar estos costes a límites infinitesimales y reducir al máximo los costes generales de la entrega de última milla, alentando a más consumidores a utilizar la entrega en el mismo día. Algo importante para destacar sobre la fuerte competencia del sector.

___________________________________________________________

Este post está patrocinado por Trafic – Salón Internacional de la Movilidad Segura y Sostenible, que se celebrará entre el 8 y 10 de junio de 2021 en Ifema, puedes encontrar más información aquí   

La temática de este post (entre otras muchas más) formará parte del contenido del salón y se tratará con más detalle en los diferentes eventos que tendrá lugar en la propia feria durante esos días.

Fuente: McKinsey & Company / Automotiveworld.com / freightos.com / supplychaingamechanger.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s