El futuro de los ecosistema logísticos de última milla – Parte 3

Puedes descargar el informe completo aquí-The Future of the Last-Mile Ecosystem

Esta sección describe tres escenarios distintos que podrían ser relevantes para los actores del sector público y privado. Además, terminamos con recomendaciones concretas sobre cómo se puede acelerar un cambio en el ecosistema, es decir, con la ayuda de una colaboración eficaz entre el sector público y privado junto a una inversión conjunta, la creación de plataformas en las ciudades, el desarrollo de un marco regulatorio robusto, así como el uso y análisis efectivo de los datos.

La Figura anterior muestra el impacto de las intervenciones sobre las emisiones, la congestión y los costos de entrega para los dos escenarios que vimos en el anterior post

Diferentes escenarios de implementación con diferentes objetivos

A primera vista, es un hecho que los jugadores públicos y privados podrían tener objetivos diferentes que requerirían diferentes intervenciones. Por ejemplo, reducir las emisiones y la congestión del tráfico será una de las principales prioridades para las ciudades y municipios, mientras que las intervenciones que disminuyen los costos de entrega y minimizan las interrupciones en los modelos comerciales actuales son más atractivo para los jugadores del sector logístico. El escenario óptimo es alinear las prioridades del negocio con las políticas ecológicas y prioridades sociales promovidos por el sector público.

El primer escenario se basa en la premisa de que las prioridades de las ciudades se centran en temas relacionados con la sostenibilidad, como lograr el objetivo de la descarbonización, liberar las zonas de la congestión del tráfico en el interior de la ciudad y aumentar la seguridad general de las calles y calidad de vida para los ciudadanos. Este escenario podría incluir vehículos eléctricos, entregas nocturnas y entregas en franjas horarias menos concurridas, áreas de estacionamiento exclusivos para vehículos de entrega, así como mecanismos de regulatorios más estrictos con respecto al estacionamiento de segundo carril. En cuanto a la adopción de los vehículos eléctricos, se podría argumentar que su adopción para los fabricantes de equipos originales (OEM) y las empresas de logística es soportable, ya que la tecnología está lista y disponible en el mercado y despegará aún con más fuerza cuando se logre reducir los costos de las baterías. Esta adopción podría ser idónea para las entregas nocturnas, ya que las emisiones de ruido de los vehículos eléctricos son mínimas. En general, este escenario podría reducir las emisiones de CO2 en un 35%, los costos unitarios en un 15% y la congestión en un 25%.

El segundo escenario aborda la perspectiva económica de los jugadores del logístico. Esencialmente, están interesados ​​en reducir los costos de entrega y, al mismo tiempo, promover entregas sostenibles y evitar interrupciones excesivas en la cadena de entrega. Desde el punto de vista logístico, sería conveniente utilizar los carriles rápidos (normalmente exclusivos para taxis y buses) para reducir los tiempos de entrega y, por lo tanto, los costos. También, el uso de las estaciones de entregas es más deseables porque son menos perjudiciales que el reparto individual en los entornos urbanos. En otras palabras, una consolidación de la última milla es más deseable que una consolidación de la penúltima milla para los jugadores de logística.

Este enfoque podría incluir un enfoque multimarca, en el que los consumidores pueden recoger y devolver paquetes de diferentes jugadores como SEUR, UPS o DHL. A pesar de que este enfoque viene con la necesidad de que los competidores colaboren entre sí, podrían ser menos costosos para ellos al reducir en costes operativos. Además, el análisis avanzado gracias a soluciones IoT, podrían contribuir en un escenario general a una reducción de las emisiones en un 10%, el costo unitario en un 30% y la congestión en un 30% gracias a la optimización de rutas, entre otras.

1

Estos enfoques tienen el potencial de beneficiar tanto a actores privados como públicos por igual. Sin embargo, para hacerlo, todos (empresas, reguladores, conductores y ciudadanos) deben contribuir al ecosistema y cambiar su comportamiento hasta cierto punto. El aumento de la penetración de los vehículos eléctricos será efectivo a través de la regulación y los fabricantes de automóviles que trabajan para reducir sus costes. Del mismo modo, las estaciones de recogida y entrega multimarca podrían implementarse en cooperación con las ciudades que invierten en infraestructura preparada para su uso. Las soluciones de conectividad deben seguir siendo la prioridad para los jugadores de logística, así como para los jugadores de IoT / big data que ayudan a optimice las rutas de entrega.

Cronología para la implementación

Sin ninguna medida a corto plazo, el comercio electrónico y el tráfico ocasionado en la última milla plantearán graves desafíos a las ciudades en los próximos tres años. La imagen anterior muestra una línea de tiempo evaluando la preparación tecnológica del mercado en los próximos años y el esfuerzo necesario en términos de cambio de infraestructura. Como se muestra, la mayoría de los jugadores privados deberán adoptar un enfoque paralelo para el desarrollo de productos y la asignación de inversiones, pilotando y escalando intervenciones tales como estaciones de recogidas de paquetes y sistemas de entrega B2B efectivos, al mismo tiempo que continúan invirtiendo en tecnologías innovadoras como la conducción autónoma. La buena noticia, sin embargo, es que existen acciones a corto plazo que ya pueden implementarse hoy o en los próximos tres años, y pueden crear efectos positivos para el ecosistema en los próximos años.

Colaboración del sector público y privado.

La esencia del informe es que el desafío de la última milla es tan grande y único en su naturaleza que requiere una colaboración más estrecha de todos los socios del ecosistema para producir resultados beneficiosos para toda la parte interesada, pero también distribuir la carga en múltiples hombros pueden hacer que las soluciones sean más efectivas.

Creación de foros para compartir experiencias.

Además, hay una gran necesidad de plataformas o foros en los que los actores del sector público de todas las ciudades puedan intercambiar las metodologías más efectivas, informar de pruebas piloto exitosas, interactuar con las empresas y discutir qué intervenciones pueden implementarse correctamente. Si bien, hay ejemplos de este tipo de plataformas como el Grupo de Liderazgo Climático (C40), que representa una doceava parte de la población mundial, aún faltan estos tipos de foros para ciudades medianas.

2

Un entorno regulatorio robusto y armonizado

En algunos casos, la ausencia de marcos regulatorios hace que sea extremadamente difícil para el sector privado planificarse en los próximos tres a cinco años, y mucho menos para los próximos diez años, durante los cuales las principales tendencias tecnológicas como la conducción autónoma, los droides y el hidrógeno alcanzarán una cierta etapa de madurez. En los EE. UU., algunos estados han aprobado ciertas leyes para vehículos autónomos, y existe indicios claro de la proliferación de regulaciones diferentes, a veces en conflicto entre si. Mientras que, en California, la ley exige que los datos del piloto relacionados con las pruebas de los vehículos y robots se compartan con el gobierno estatal, otros estados como Texas y Arizona tienen un marco regulatorio menos explícito que, al final crean problemas y evita que las empresas tecnológicas desarrollen ofertas escalables y estandarizadas. Otro ejemplo sería la regulación inconsistente del uso de drones en los EE. UU. Si bien los estatutos estatales restringen el uso de ellos por parte de las fuerzas del orden público sobre infraestructura crítica, propiedad privada y eventos públicos, la mayoría de las restricciones locales solo prohíben volar sobre propiedad privada sin el consentimiento del propietario. Además, el permiso requerido volar un avión no tripulado solo se aplica en algunos estados, como Massachusetts y Carolina del Norte.

Por lo tanto, creemos que un panorama regulatorio robusto, consistente y globalmente vinculante para tecnologías vitales como la conducción autónoma, las emisiones y las soluciones de entrega multimarca sería tremendamente beneficiosas para mejorar la previsibilidad y la planificación estratégica de las inversiones y el desarrollo tecnológico.

Análisis y uso efectivo de los datos .

Por último, queremos hacer hincapié en la importancia inevitable del uso y el intercambio de datos para desarrollar e implementar eficazmente las acciones sobre el ecosistema de la última milla. En términos generales, la disponibilidad de datos no es el principal desafío. Tanto las ciudades como los jugadores privados recopilan abundantes datos; sin embargo, las capacidades analíticas para extraer ideas alcanzables y construir una base sólida para medir el impacto de las acciones, así como la colaboración intersectorial, a menudo faltan. Primero, los actores del sector privado, especialmente las OEM del sector del automóvil, las empresas de logística y los proveedores de infraestructura, deben adoptar y apostar más por soluciones de IOT y acelerar sus esfuerzos en el análisis de datos, permitiendo uso del análisis de datos en tiempo real, soluciones de planificación de recorridos, centros de cargas inteligente, ofertas de precios flexibles, etc. Esto se puede hacer desarrollando sus propias tecnologías o, como en la mayoría de los casos, a través de un mayor nivel de asociación, fusiones y adquisiciones de otras empresas.

En segundo lugar, las ciudades deben adoptar su papel como actores vitales y centrales en la movilidad urbana. Atrás quedaron los días en que las ciudades solo se centraban en arreglar los baches y construir nuevas calles. A través de la gestión y el control del tráfico basados ​​en servicios IoT y big data, las ciudades pueden obtener diferentes datos como el flujo de tráfico, o emisiones en tiempo real. Empresas como Siemens, Kapsch y Swarco, ofrecen software y plataformas, así como otras empresas tecnológicas como Remix, que ofrece simulación y análisis en tiempo real, todas ellas están apoyando a las ciudades para llevar esta transición de las ciudades hacia estas soluciones.

La “última milla” es un tema complejo y entretejido, ya que involucra a muchas partes diferentes con intereses en el ecosistema. Siempre ha habido tendencias que afectan a la última milla, pero no a esta velocidad, no en paralelo y no a esta escala global. Hacerlo bien no es fácil, pero hacerlo mal es lo que estamos haciendo en este momento si continuamos sin innovar y sin mejorar de cara al futuro. Por ello alentamos a los actores del ecosistema de todo tipo, tanto de la esfera pública como privada, a abordar el problema de la última milla.

Fuente: The Future of the Last-Mile Ecosystem -World Economic Forum

Un comentario Agrega el tuyo

  1. La sostenibilidad no está reñida con la economía, sino que ambas tienen un factor común: La EFICIENCIA en el uso de los medios y recursos.
    Cuando eres capaz de repartir los mismos paquetes en menos entregas y usando más eficientemente el vehículo, el repartidor y el combustible, obtienes ambas cosas: Sostenibilidad y Economía.
    Ahí, en la creación de sinergias, es donde entran en juego la innovación y el sentido común.
    Repartir puerta a puerta tiene muchos inconvenientes:
    Hay que hacer muchas paradas en lugares donde el aparcamiento del vehículo es conflictivo. Largos recorridos de ultima milla por multitud de calles estrechas. Se ha de llamar a muchas puertas (y en el mejor de los casos subir a muchos domicilios) intentando entregas que resultan fallidas y se tienen que repetir, porque el destinatario no estaba en su domicilio…
    Todo ello significa pérdida de eficacia, tiempo de repartidor perdido, necesidad de más vehículos de reparto, excesivo consumo de combustible y contaminación de la ciudad.
    ¿Por qué seguir haciéndolo así, para esa mayoría de productos que no son urgentes de entregar (no son comida preparada)?
    Lo inteligente es incrementar el número de entregas en una tienda de barrio, o en puestos del tipo Amazon Locker.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s