Descubriendo el Carsharing (III): Una apuesta segura

Puedes leer los anteriores post de nuestra serie temática -Descubriendo el Carsharing- aquí:

Descubriendo el Carsharing (I): Introducción

Descubriendo el Carsharing (II): Arquitectura tecnológica

Descubriendo el Carsharing (III): Una apuesta segura

UN CONCEPTO DE MOVILIDAD EN AUGE

El carsharing lleva algunos años en auge estimulado por diversos motivo;

  • El estallido de la crisis, hizo que las ventas de automóviles se vinieran abajo, el automóvil paso de ser un artículo de primera necesidad a un artículo de lujo para cualquier familia media.
  • Los altos costes de mantenimientos, combustible, seguros, etc. Para una persona que no usa habitualmente el vehículo es un motivo de peso para no adquirir uno.
  • El creciente desinterés de las personas jóvenes por tener un coche propio, los jóvenes de hoy en día no tienen tanto interés en adquirir su propio coche, y de estar a la cabeza de su lista de prioridades han pasado a un segundo plano.
  • Problemas de polución y contaminaciones, algunas ciudades ponen restricción a la conducción.
  • Densificación de los núcleos urbanos, esto propicia grandes atascos y problemas de movilidad.
  • Auge tecnológico, ahora gracias al avance de la tecnología de comunicación el carsharing es más fácil de llevar a cabo que hace una década.

Los grandes fabricantes de automóviles y empresas de alquiler son concierte de este cambio de tendencia y en lugar de quedarse como meros espectadores, viendo como la popularidad del coche compartido aumenta año tras año están tomando medidas, para ellos, forman alianzas, abren nuevos centros de desarrollo, invierten en startups del sector, en definitiva; ellos quieren sacar su propia tajada del pastel.

Daimler y el gigante de alquiler Europcar han unido fuerzas para crear Car2Go, mientras que BMW se ha asociado con la compañía de alquiler de coches Sixt para formar DriveNow. Ambas compañías dan un giro de tuerca más  al modelo de carsharing popularizado por Zipcar, propiedad de Avis. Y esto es solo un par de ejemplos de los miles que podemos ver en el sector.

Tony Douglas, jefe de marketing y ventas de la unidad de movilidad de BMW, definió muy bien este cambio en la tendencia de la automoción con esta simple frase: “…Ahora podemos pagar solo por el uso del coche. La evolución es similar a la que ha sufrido la industria de la música, antes tenías que comprar el álbum completo ahora puedes pagar solo por una canción…. ”

 

LOS TRES MODELOS DE NEGOCIOS EN EL CARSHARING

  •  BUSINESS TO CONSUMER (B2C):

Las empresas explotadoras del modelo B2C poseen y mantienen su propia flota de automóviles, que son compartidos por los miembros de la comunidad. Esta comunidad normalmente suele ser cerrada, es decir, que los usuarios deben inscribirse con anterioridad. Las empresas que utilizan este modelo a menudo forman asociaciones con los fabricantes de automóviles como un medio para establecer la lealtad de la marca con los miembros. Las B2C tiene mucho éxito en las grandes ciudades. Es una opción atractiva en muchas situaciones porque el operador carshare cubre todos los costos desde el inicio y administra el proceso de configuración.

Algunos ejemplos de B2C son: ZipCar, Car2go, Bluemove, Avancar.

  • PEER TO PEER (P2P):

En el carsharing P2P se utiliza una plataforma web o una aplicación para conectar a los miembros con vehículos de propiedad privada con las personas interesadas en el alquiler. Estas empresas permiten a los propietarios alquilar sus vehículos personales a una tarifa horaria o diaria. El P2P puede ser útil en áreas donde la densidad de población es demasiado baja para soportar un modelo B2C o NFP, ya que los automóviles asociados con los modelos B2C y NFP y el costo de adquirirlos y mantenerlos son reemplazados por automóviles que ya son de propiedad privada.

Algunos ejemplos de P2P son: Drivy, Socialcar, Turo, Getaround.

  • NOT FOR PROFIT (NFP):

El funcionamiento de un modelo de NFP es similar al modelo B2C, sin embargo, el enfoque de estas carshares NFP prima el impacto social y ambiental del carsharing sobre la obtención de beneficios. Las carshares NFP son normalmente creadas y operadas por una organización o algún tipo de comunidad. Los ejemplos incluyen la Cooperativa Kootenay Carshare, CarShare Vermont, e Ithaca Carshare.

Algunos ejemplos de NFP son:  Kootenay Carshare, CarShare Vermont, Ithaca.

Sin título.png

 

EL CARSHARING “ES UN CALDO DE CULTIVO” PARA LAS NUEVAS INVERSIONES

El año pasado, cerca de 2,3 millones de conductores de todo el mundo usaron o estaban suscritos a algún servicio de carsharing, un número que se espera que aumente a 26 millones en 2020, degun la consultoría Frost & Sullivan. Alrededor de dos tercios probablemente usarán servicios basados en estaciones como Zipcar, mientras que un tercero usará el nuevo enfoque unidireccional, en el cual los automóviles no tienen una ubicación establecida, dijo.

Bluemove es una de las líderes del sector colaborativo en España, en el mercado de carsharing dirigido al usuario final, facilitando un acceso permanente a su flota durante las 24 horas, siete días a la semana, a través de su aplicación. Se trata de una marca asentada en el mercado español desde 2011, con una comunidad de 47.000 clientes registrados, que opera en distintas ciudades como Madrid, Sevilla y Málaga y con miras a expandir su negocio a Barcelona y Valencia, así como a diversas capitales europeas de la mano de Ubeeqo.

Avis Budget Group fue la primera rent a car en realizar un movimiento corporativo para atender ambos mercados: el tradicional y el alternativo.

Fue hace más de cuatro años, en enero de 2013, cuando alcanzó un acuerdo para la adquisición de la compañía de carsharing Zipcar, propietaria de la marca Avancar, con la que opera en España. La negociación quedó cerrada por 500 millones de dólares (381,6 M €). Zipcar tenía más de 760.000 clientes y presencia en 20 ciudades de Estados Unidos, Canadá y Europa. No en vano el negocio del carsharing ya generaba entonces alrededor de 400 millones de dólares (305 millones de euros) sólo en Estados Unidos, según Avis, que con la nueva filial amplió el potencial de crecimiento de la empresa, tanto en EEUU como internacionalmente.

La multinacional adujo que este mercado era “altamente complementario” con el rent a car, ya que en el carsharing los vehículos también son alquilados por minutos u horas, o el tiempo que se requieran, en la zona donde vive o trabaja el usuario. Se les denomina club de vehículo compartido porque los clientes se registran en la web y acceden de forma inmediata al vehículo mediante una tarjeta inteligente (RFID) o teléfono móvil, previa reserva online o telefónica, y pagan solo por el uso real del servicio.

g460253ex99_2pg13.jpg

La compañía de alquiler de vehículos Enterprise Rent-A-Car adquirió a principios de abril del año pasado la firma City Car Club, una empresa de carsharing del Reino Unido. No obstante, en España y otros países Enterprise ya había creado su propia filial para el segmento de coches compartidos, bajo la marca Entreprise CarShare.

Más de un millón de conductores forman parte ya de la mayor red de «carsharing» del mundo, lo que ha contribuido a reducir la presencia de vehículos particulares en las principales ciudades del planeta.

Según han anunciado desde Avancar, empresa subsidiaria de Zipcar, esta plataforma realiza ya operaciones en más de 500 ciudades y localidades en ocho países de todo el mundo.

Los socios de Zipcar son parte de una comunidad internacional comprometida con hacer de las ciudades un lugar mejor para vivir, mediante la reducción de vehículos particulares y de la congestión del tráfico. La encuesta anual realizada a los socios de Zipcar ha revelado que casi un 10% de ellos se deshace de su coche tras darse de alta, y un 32% habría adquirido un coche de no haber conocido este servicio.

Más de 413.000 coches han dejado de circular en las calles, reduciendo significativamente los problemas de congestión y aparcamiento de las más de 500 ciudades y localidades en las que opera Zipcar.

Zipcar logra superar el millón de socios con una tasa de crecimiento de dos cifras en nuevos socios durante los últimos dos años. El crecimiento continuado de Zipcar está fuertemente impulsado por su compromiso con la experiencia de los socios y el creciente impacto de la compañía, que ahora ofrece servicios a más personas y en más lugares que nunca. Durante los últimos años, Zipcar se ha expandido en una red más amplia de localidades en todo el mundo, ha lanzado el servicio más flexible hasta la fecha, con opciones de viajes de solo ida y dentro de una misma ciudad en mercados selectos, ha creado el proceso «apúntate y conduce» para aquellos socios que necesitan acceder a un vehículo en cuestión de minutos, y este otoño lanzará un nuevo modelo de carsharing.

Zipcar ofrece a sus socios acceso a una variedad de coches en cientos de ciudades, así como en los campus de universidades de ocho países de Norteamérica y Europa. Los coches Zipcar pueden reservarse las 24 horas, todos los días a través de la app para móviles de Zipcar o por teléfono. Los futuros socios pueden apuntarse al servicio y empezar a conducir al instante a través de la app para móviles de Zipcar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s