Las Supermanzanas de Barcelona, un ejemplo de planificación.

La movilidad en las grandes ciudades está en un punto de inflexión muy preocupante. La velocidad media en la circulación de los automóviles por el centro de Midtown (NY) se ha reducido drásticamente en los últimos años hasta alcanzar una velocidad similar a caminar a ritmo rápido, pero esto no solo ocurre en New York, es una realidad en cualquier cuidad de cierto tamaño. Las calles de las ciudades están llenas de camionetas de reparto, y la cantidad de vehículos para compartir trayectos ha crecido de manera desproporcionada. Para hacernos una idea, el coste de tener las calles demasiados congestionadas supone para una gran cuidad un impacto en la economía de unos 20 mil millones de dólares.

Aunque con el crecimiento de los vehículos compartidos, y con los automóviles autónomos en el horizonte, la cantidad de vehículos personales que inundan nuestras calles disminuirán. No significa que la congestión esté disminuyendo, sino todo lo contrario. A medida que buscamos más formas de explotar el espacio en nuestras calles para los vehículos, el ambiente urbano se degrada para todos. La congestión, la contaminación y la falta de espacios comunitarios se han convertido en un obstáculo importante para las aspiraciones y experiencias de la vida urbana de las personas. En respuesta, las ciudades deben administrar sus recursos y prioridades para crear lugares sostenibles para visitantes y residentes, y fomentar la innovación y el crecimiento.

Para resolver estos problemas es vital diseñar nuevos planes de movilidad y re-diseñar los trazados de las ciudades. El diseño de los trazados en las ciudades sirvió en su momento para organizar el desarrollo de los bienes privados y proporcionar acceso a las parcelas de tierra, ahora tiene un papel más apremiante que desempeñar: hacer que las ciudades sean habitables y favorecer la movilidad de sus habitantes.

En Barcelona, se está llevando a cabo un experimento radical, que esta despertando el interés del consistorios de varias ciudades repartidas por todo el mundo: Se toma nueves manzanas y estas a su vez se engloban dentro de las denominadas “supermanzanas” donde se limitan al tráfico local en el interior. Detrás de este concepto se encuentra, Salvador Rueda, que descubrió en una primera fase de prueba (implementada en 2007) que el uso de la bicicleta y la movilidad a pie aumentaron, mientras que el uso del automóvil disminuyó considerablemente , hasta un 26 por ciento en general.

¿Qué son las Supermanzanas?

El concepto de SuperManzanas es en realidad bastante simple y fácil de implementar. Se toman conjuntos de nueves manzanas y se agrupan todas ellas en una sola, la denominada supermanzana. Las manzanas que quedan en el interior solo serán utilizadas por peatones, bicicletas y tráfico de los residentes. Cada Supermanzanas cubre un área de aproximadamente 400 × 400 metros con alrededor de 5000 a 6000 habitantes. El único tráfico motorizado que aún se permite dentro de las Supermanzanas es el tráfico de las personas residentes, los taxis y los camiones de reparto a una velocidad máxima de 10 km por hora. De esta manera, apenas habrá tráfico dentro de las Supermanzanas, lo que hará que las calles sean mucho más accesibles para los peatones.

¿Qué impacto tiene este modelo en la calidad de vida de las ciudades?

Esta transformación tendrá muchos efectos positivos en las ciudades. Una de las más obvias es que en el futuro habrá menos tráfico en toda la ciudad debido al hecho de que al construir estas Supermanzanas, hasta el 60% de las calles existentes se cerrarán al tráfico normal. Según los datos del plan de movilidad de Barcelona, el tráfico se puede reducir en un 21%.

Además de la gran cantidad de tráfico que se reducirá drásticamente, la salud de la ciudad también tendrá un fuerte aumento. Al cerrar una buena cantidad de vías públicas al tráfico normal, se crearán cientos de nuevas plazas en la ciudad a las que se les deberá asignar una nueva función. Muchas de estas plazas se pueden dedicar a crear parques verdes para aumentar la calidad del aire, o parques infantiles, lugares para reunirse o practicar deportes, o incluso los restaurantes podrán expandir sus terrazas al aire libre por donde antes pasaba el tráfico rodado.

Uno de los mayores beneficios de este modelo es la reducción del ruido ya que este es un problema importante para cualquier cuidad.  Según un informe de The Guardian, el 61% de la población de Barcelona vive en un entorno que no cumple los requisitos establecidos por la legislación sanitaria en cuanto a niveles de ruidos.

superblock.png

¿Qué impacto tendrá esto en la forma de moverse?

Al reducir la cantidad de automóviles en las calles, habrá más espacio para los peatones, pero también para otras formas de transporte, como bicicletas, scooters y otras formas modernas de transporte eléctrico personal, como Hoover Boards o Segways. Para poder crear espacio para estas formas de transporte, la cantidad actual de carriles para bicicletas se triplicará, lo que hará que viajar en bicicleta u otros medios a través de las ciudades sea mucho más agradable. Además de los cambios en el transporte personal, el transporte público también se volverá más efectivo. Todo esto hará que sea más atractivo usar el transporte público en lugar de usar nuestro propio automóvil. Para los peatones que caminan por la ciudad también será mucho más rápido debido al hecho de que habrá menos semáforos.

Impulso de salud y bienestar

Un estudio reciente realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona estima que si, según lo planeado, se realizan las 503 Supermanzanas que potencialmente se pueden crear en toda la ciudad, los viajes en vehículo privado se reducirían en 230,000 a la semana, ya que las personas permutaran su movilidad hacia el transporte público, caminando o en bicicleta.

La investigación sugiere que esto mejoraría significativamente la calidad del aire y los niveles de ruido en las calles libres de automóviles: los niveles ambientales de dióxido de nitrógeno (NO₂) se reducirían en una cuarta parte, alineando los niveles con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También se espera que el plan genere importantes beneficios de salud para los residentes. El estudio estima que se podrían prevenir hasta 667 muertes prematuras por contaminación del aire, ruido y calor cada año. Más espacios verdes alentarán a las personas a salir al aire libre y llevar un estilo de vida más activo .

Esto, a su vez, ayuda a reducir la obesidad y la diabetes y alivia la presión sobre los servicios de salud. Los investigadores afirman que los residentes de Barcelona podrían vivir 200 días más gracias a los beneficios en la salud.

El efecto que tendrá las Supermanzanas en el sector inmobiliario.

Hacer cambios en la infraestructura no solo afecta la forma en que nos movemos por la ciudad, sino que también afecta a los precios de la Propiedad. Al crear Supermanzanas y quitar el tráfico de las calles y llenarlos con espacios verdes, las calles se volverán mucho más tranquilas y menos ruidosas. Estos cambios afectarán enormemente al valor de las casas y apartamentos que se encuentran dentro de estos nuevas Supermanzanas. Los espacios verdes y peatonales también aumentan los alquileres de locales comerciales y los precios de las propiedades. Un informe del “GLA” en 2003 sugirió que un aumento del 1% del espacio verde y peatonal en un barrio típico de Londres condujo a un aumento del 0.3 – 0.5% en el precio promedio de la vivienda.

Una planificación urbana exitosa también necesita de un liderazgo fuerte con una visión clara y consistente del futuro, y una hoja de ruta de cómo se puede lograr esa visión. La visión debe desarrollarse conjuntamente entre los ciudadanos y todas las demás partes interesadas, como empresas locales, organizaciones privadas y públicas. Esto puede garantizar que todos compartan la propiedad y asuman la responsabilidad del éxito de las iniciativas locales.

No hay duda de que los principios y objetivos de las Supermanzanas son sólidos. La idea tiene el potencial de hacerse popular en todo el mundo, aunque es probable que tome una forma única y específica en cada ciudad en la que se aplique.

Fuentes y mas información: 1, 2, 3, 4, 5,

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Fernando Muñoz dice:

    Me gustaría que valorará la opinión de lis vecinos afectados por las supermanzanas porque la verdad la valoración no es muy positiva. Restringir calles a la circulación hace que se incremeten en las zonas colindantes a estas supermanzanas trasladando el problema de contaminación y lo que conlleva. Por lo cual prohibamos en toda la ciudad y final del problema. Creo que realiza un análisis sin contar todas las realidades sin atacar el centro del problema que es el jurásico parque automovilístico existente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s