Descubriendo a TURO, el “Airbnb” de los automóviles tan poco conocido en Europa

Turo, tal vez nunca hayas escuchado el nombre de este carsharing peer to peer ya que no opera en nuestro país, y tan solo está presente en Europa en Alemania y Reino unido. Pero se trata de una plataforma con una enorme popularidad en Estados Unidos y Canadá. Turo ha crecido muy rápido en estos países con un modelo de negocio muy solido basado en la economía colaborativa, denominado el Airbnb  del automóvil por su similitud en su modelo de negocio con la archiconocida plataforma de alquileres de viviendas. En este post veremos con un poco de mas profundidad como funciona Turo y conoceremos algo mas de esta “desconocida” plataforma de carsharing.

LOS ORIGENES DE TURO

Turo fue fundada originalmente con el nombre de RelayRides en 2010 por Shelby Clark, con la ayuda de sus compañeros de clase en la Harvard Business School (HBS), Nabeel Al-Kady y Tara Reeves. Con sede en Boston, RelayRides expandió su cobertura en todo el país en 2012 desde sus oficinas centrales en San Francisco.

Descubriendo a TURO, el "Airbnb" de los automóviles tan poco conocido en Europa

En 2013, RelayRides adquirió Wheelz, un servicio de automóviles compartidos, esto permitió aumentar su actividad y les permitió aprovechar la valiosa función que permitía a los usuarios desbloquear los automóviles sin tener que reunirse con el propietario. En el mismo año, el departamento de servicios financieros del estado de Nueva York (New York State Department of Financial Services) multó a RelayRides por irregularidades en la cobertura de los seguros y les obligo a cesar sus operaciones. Nueva York es el único estado dentro de los EE. UU donde no ofrecen sus servicios.

En 2015, RelayRides se relanzó como Turo con un especial énfasis en los alquileres a largo plazo. En 2016, la compañía anunció sus planes de expandir sus servicios a Canadá. También abrió su plataforma a agencias independientes de alquiler de automóviles, estas agencias disponen de un seguro proporcionado directamente por Turo, esto es algo muy atractivo para estas agencias de alquiler ya que dota de cierta seguridad y garantía a la hora de incluir sus vehículos en la plataforma.

Descubriendo a TURO, el "Airbnb" de los automóviles tan poco conocido en Europa

En 2014, RelayRides recibió $ 52.5 millones en fondos de Canaan Partners, August Capital, Google Ventures, Shasta Ventures y Trinity Ventures. En 2015 Recibieron otros $ 47 millones en fondos esta vez a través de la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers en 2015. El pasado año también consiguió otros $92 millones en una nueva ronda de financiación.

UN MODELO QUE FUNCIONA, Y CON UN CRECIMIENTO MUY ALTO

Descrito por muchos como el Airbnb de los automóviles, al igual que Airbnb aprovecha el exceso o poco uso de las viviendas que pueda haber en una ciudad, el modelo de negocio de Turo aprovecha el hecho de que la mayoría de los automóviles están estacionados el 95% del tiempo de su vida útil. Esta infrautilización del automóvil es un buen activo para convertirlo en un elemento perfecto para un entorno de economía compartida. Los inversores parecen estar de acuerdo con esta visión, ya que Turo ha recaudado más de $ 170 millones, incluida una ronda de financiamiento de $ 92 millones el año pasado.

Turo tiene que lidiar con problemas muy similares al de los propietarios e inquilinos de Airbnb. Para los propietarios, es importante que los usuarios traten bien a sus vehículos; incluido el límite de kilometraje impuesto, la limpieza y cuidado del vehículo e incluso que la cobertura del seguro contratado a través de Turo responda por ellos cuando sea el caso. Los usuarios, por su parte, quieren asegurarse de que viajarán en automóviles limpios y mantenidos adecuadamente. Existen tarifas y sanciones asociadas a la ruptura de estos tipos de requisitos por parte de cualquiera de los dos partes. Además, la plataforma de Turo también proporciona un sistema que calificaciones y comentarios para cada usuario o automóvil de la plataforma, para conocer de antemano la opinión de estos usuarios respecto el automóvil o su propietario y viceversa.

Descubriendo a TURO, el "Airbnb" de los automóviles tan poco conocido en Europa

Cuando Turo comenzó su actividad su plataforma era muy pobre en cuanto a vehículos disponibles. En los primeros días, había pocos automóviles a disposición y Turo dedicó gran parte de sus esfuerzos en hacer labores de marketing para convencer a los propietarios para que pusieran sus vehículos a disposición de quien lo necesitase a través de la plataforma de Turo. El argumento fue simple: no usas tu automóvil el 95% del tiempo, ¿por qué no obtener un dinero extra alquilándolo a otras personas?

Ahora, Turo tiene más de 4 millones de usuarios y 170,000 vehículos en la plataforma, y ofrece a los conductores una nueva propuesta de valor: compra el automóvil de tus sueños y págalo con Turo.  Esto no quiere decir que la compañía ofrezca dinero a los propietarios, sino que muestra cómo los propietarios pueden comprar un automóvil el cual no tienen medio económico para pagarlo y sin embargo gracias a Turo pueden generar los suficientes beneficios en el alquiler como para ayudar a pagar la letra contraída del automóvil. Esto ha traído un segmento completamente nuevo de automóviles de gama alta a la plataforma y con ello ha atraído a nicho de usuarios más “exclusivos” que, en un primer momento los modelos de negocio de economía compartida no contaban con seducir.

Descubriendo a TURO, el "Airbnb" de los automóviles tan poco conocido en Europa

Lo que más destaca del modelo de negocio de Turo es la capacidad de aprovechar la tecnología para adelantarse al inminente futuro de la automoción con la llegada del vehículo autónomo. Antes de que compañías como Uber, empresas de alquiler de automóviles o los grandes fabricantes de automóviles ofrezcan flotas de vehículos autónomos bajo demanda, es probable que en las primeras etapas de convivencia con los automóviles autónomos sean las personas los primeros propietarios en poseerlos como propiedad individual. Si este fuera el caso, entonces Turo, como una plataforma ya muy establecida para compartir automóviles, estará en una posición privilegiada y será el líder del mercado en conectar a los propietarios de vehículos autónomos con los usuarios. Otras de las claves de Turo es asociarse con los fabricantes de automóviles para garantizar que la plataforma sea compatible con características especificas de los vehículos, como el bloqueo/desbloqueo remoto, la empresa ya ha logrado acuerdos de este tipo con algunas OEM.

UNA BUENA FORMA DE OBTENER UNOS INGRESOS EXTRAS

Según datos de la compañía los propietarios en San Francisco obtienen una media de 672 euros al mes gracias al alquiler de sus vehículos en la plataforma de Turo, más que suficiente para cubrir la letra mensual y otros gastos que pueda ocasionar el vehículo normalmente.

En una entrevista que publica Business Insider donde han tenido ocasión de hablar con Verónica Tran y su pareja, a quienes les resultaba imposible adquirir un Tesla Model 3. Según cuentan ellos, su nuevo Tesla Model 3 no les supone ningún coste ya que prácticamente recuperan los gastos que origina al alquilarlo a través de esta aplicación.

A un precio de partida de 35.000 dólares, el coche eléctrico es el más asequible en el concesionario de Tesla. La pareja vive en San Francisco, una de las ciudades más caras para tener coche propio de los EE.UU.,  donde la gente generalmente se desplaza en tren o en coches de Uber. “Como no lo usábamos durante largo periodos de tiempos pensamos en ponerlo en alquiler en Turo mientras no estaba en uso por parte de alguno de nosotros”, cuenta Verónica. “Gracias a esta decisión podemos pagar el Tesla íntegramente”, “Alquilar el Tesla en Turo nos permite pagar el alquiler del garaje, el préstamo que pedimos para comprar el automóvil y el seguro. Cubre absolutamente todos los costes”, asegura Verónica. “Hay gente que solo lo quiere para una hora porque  simplemente quieren probarlo”, comenta verónica sobre su Model 3.

Descubriendo a TURO, el "Airbnb" de los automóviles tan poco conocido en Europa

La plataforma de alquiler de coche particulares está cambiando la economía de tener un coche particular en ciudades como San Francisco. Los propietarios de automóviles publican sus vehículos en la app y los alquilan por días pudiendo obtener desde 29 hasta 200 dólares al día dependiendo de la marca y el modelo de coche. Un de los casos más llamativos fue por parte de un usuario que reconoce haber ganado 40.000 dólares el año pasado alquilando su Tesla Model X.

La bahía de San Francisco es uno de los mercados más grandes para Turo y donde mejor funciona, algo realmente destacable teniendo en cuenta que Turo tiene presencia en más de 56 países y 5.500 ciudades. Dado el elevado coste de vida, no es sorprendente que cada vez más residentes usen este tipo de plataformas para obtener unos ingresos extras y costearse la propiedad de su coche. En una encuesta de usuarios de Turo, la compañía preguntó a los propietarios qué uso le dan al dinero que ganan, más de la mitad contestó que lo usan en pagar las cuotas de la financiación de su vehículo. Ademas, el 23% de los encuestados, usan las ganancias de Turo para comprar un automóvil adicional para alquilarlo también en la plataforma.

FUENTES + INFO: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s