Las entregas de ultima milla autónoma están más cerca que nunca gracias a Nuro

Kroger, una de la cadena de supermercados más grande de Estados Unidos, se ha asociado con Nuro, una compañía con dos años de vida y fundada por dos ex-trabajadores del equipo de desarrollo del vehículo autónomo de Google, el objetivo de esta asociación es lanzar un servicio de entrega de mercancías completamente autónomo, según anunciaron ambas compañías.

A finales de este otoño, se lanzará una fase piloto en una ciudad aún por determinar. En su fase inicial, Nuro utilizará una flota de vehículos de prueba bajo la supervisión humana para hacer las entregas de las tiendas de Kroger. Los clientes pueden monitorizar e interactuar con los vehículos a través de una aplicación o desde la propia web para los pedidos online que dispone Kroger. No esperes que los supervisiores que acompañan a los vehículos ayuden a descargar el pedido, ya que tendremos que hacerlo nosotros mismos.

La idea es prepararnos para cuando Nuro despliegue sus vehículos R1 autónomos 100% para realizar sus entregas. Presentado por primera vez en enero cuando la compañía salió del anonimato , el R1 es más delgado y más corto que los vehículos convencionales, pero más grande que algunos de los robots de entrega que hemos visto en otras ocasiones realizando pruebas beta. El R1 (no es su nombre final), parece una tostadora sobre ruedas de gran tamaño equipada con cámaras, radares y sensores láser.

Aún se está negociando algunos detalles de esta asociación, pero está claro que se trata de una gran victoria para Nuro. No solo permitirá que la startup comience a mapear docenas de ciudades y pueblos, también impulsará instantáneamente a esta empresa que hasta entonces era una desconocida para el gran público. La cadena tiene 2.800 tiendas repartidas en 35 estados de los Estados Unidos y atiende a alrededor de 9 millones de clientes todos los días. Casi tres cuartas partes de esos clientes tienen acceso o usan los servicios de entrega de Kroger.

Nuro_1

Kroger analizo a una serie de startups dedicadas al desarrollo de vehículos autónomos antes de decidirse por Nuro. Nuro salió de anonimato en enero pasado impulsada por dos grandes nombres dentro del sector de la conducción autónoma y la inteligencia artificial, Ferguson y Jiajun Zhu, a la cabeza. Zhu fue uno de los ingenieros fundadores del equipo de conducción autónoma de Google, mientras que Ferguson fue un ingeniero de software dentro del equipo.

En este momento, la compañía está utilizando una flota de seis vehículos autónomos para recopilar datos y optimizar las rutas, estos datos alimentará a sus prototipos R1. Nuro pretende probar su tecnología autónoma equipándola a los vehículos Toyota Prius y Nissan Leaf antes de incorporarla a su propia plataforma, pero necesitará la aprobación de la administración nacional encargada del tráfico en los EE. UU. Esto es necesario para que pueda operar en los estados donde la regulación prohíbe la conducción completamente autónoma.

Nuro_2.0

La tendencia convergente entre la robótica, los vehículos sin conductor y el comercio electrónico están generando un gran interés en la entrega de última milla. Los consumidores están pidiendo más que nunca a través de internet, y hay una creciente demanda por plazos de entrega cada vez más cortos. Un estudio reciente realizado por McKinsey arrojó el precio global de la entrega de última milla cada año en alrededor de $ 86 mil millones, con asombrosas tasas de crecimiento interanual.

Nuro todavía está definiendo la experiencia de usuario, pero por ahora será más o menos así: los clientes pueden realizar un pedido a través del portal web de pedidos online de Kroger o utilizando la futura aplicación de Nuro. Los trabajadores de Kroger cargarán los artículos en los compartimentos de Nuro, posteriormente el vehículo conducirá de forma autónoma a su destino. Los clientes podrán monitorizar el vehículo durante el trayecto utilizando la aplicación, una vez que llegue, el usuario deberá acercarse al vehículo que se encontrará en la acera, es decir, no será un servicio puerta a puerta. Para recoger el pedido tendremos que usar un código PIN o algún otro sistema de verificación, según hemos podido saber Nuro estaba trabajando en un sistema de reconocimiento facial.

Nuro_8

Los vehículos de Nuro deben operar en entornos densos, con tráfico intenso y en todo tipo de condiciones climáticas. Para Nuro, ese tipo de pruebas en un entorno real es muy atractivo, especialmente desde la perspectiva de la recopilación de datos. A diferencia de una gran cantidad de empresas de tecnologías de conducción autónoma, Nuro ha estado probando su tecnología en una zona sin tránsito y especialmente dedicada a ellos en Sacramento, y solo durante un par de años.  Alphabet Waymo ha estado probando, mapeando y sentando las bases para su servicio comercial de taxis autónomos durante tres veces más de tiempo, y su tecnología es indiscutiblemente más madura.

Hasta ahora, nadie está generando un beneficio económico real con la tecnología sin conductor. Estamos en la cúspide de las pruebas pilotos y pronto se lanzaran los primeros servicios de taxis autónomos que atraerán a un número exponencial de personas y donde mantendrán su primera toma de contacto con estos vehículos, y justo al lado de los gigantes del sector como Uber, Waymo o Teslas están los jugadores más desconocidos disputándose un hueco, ahí veremos a Nuro.

Fuente: America’s largest supermarket chain is launching a fully driverless delivery service”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s