Suscripciones mensuales; una alternativa (cada vez más real) al vehículo en propiedad

En los Estados Unidos son cada vez más las compañías de automóviles que están apostando con fuerza por los servicios de suscripción mensuales. Parece que, poco a poco, están ganando usuarios y tarde o temprano esta tendencia se extrapolará a Europa, donde ya existen estos servicios pero no con tanta variedad, flexibilidad y usuarios.

En Estados Unidos de los 17 millones de automóviles que se esperan vender a lo largo de este año, cerca de un tercio serán en régimen de alquiler. Cada vez más los conductores estadounidenses están apostando por una nueva forma de usar el automóvil; mediante una suscripción.

Jeremy Irvine, es un residente de Los Ángeles, que durante los últimos cinco meses ha conducido un Ford Focus, pero el coche no es suyo, ni tampoco es alquilado. Jeremy conduce el automóvil gracias un servicio de suscripción llamado Canvas.

Aunque pueda parecer similar a un alquiler o a una suscripción, no es exactamente lo mismo. En el alquiler normalmente quedas vinculado a un único automóvil, mientras que en los servicios de suscripción no.

Jeremy es uno de un pequeño pero creciente número de personas que necesitan un automóvil, pero prefieren no tenerlo en propiedad. La solución son estos servicios de suscripción en los cuales pagando una tarifa mensual se puede acceder a una variedad de vehículos y usar el que mejor se adapte al usuario según su necesidad. La tarifa es fija y de forma general incluye mantenimiento, seguro, asistencia en carretera, recogida y entrega. Y (en la mayoría de los casos) la suscripción se puede revocar en cualquier momento.Suscripciones mensuales, una alternativa (cada vez más real) al vehículo en propiedad

EEUU a la cabeza (una vez más)

David Liniado es vicepresidente de Cox Automotive,  la compañía es copropietaria de un servicio de suscripción de vehículos llamado Flexdrive que estará disponible en 23 ciudades de Estados Unidos a finales de este año.

Según David, “en estos momentos el mercado es aún pequeño, con un volumen de suscripción de unos 100.000-150.000 usuarios, pero preveo un crecimiento hasta superar el millón en unos 12-18 meses.”

Cada vez más compañías de automóviles están ofreciendo estos servicios de suscripción, por ejemplo, BMW y Mercedes. BMW en Nashville desde principios de este año y Mercedes además de en Nashiville también lo está probando en Filadelfia y Tennessee.

Suscripciones mensuales, una alternativa (cada vez más real) al vehículo en propiedad

También Volvo tiene su servicio “Care” desplegado en todo los Estados Unidos con varios modelos a elegir, a diferencia de España donde solo podemos disponer del modelo XC40. También Ford Motor Co., ofrece un servicio de suscripción a través de “Canvas” como hemos mencionado anteriormente con el ejemplo de Jeremy.

Pero fue Cadillac una de las compañías pioneras en ofrecer suscripciones para automóviles. Su servicio Book by Cadillac comenzó en noviembre de 2017 y ahora ofrece a los conductores de Los Ángeles, Nueva York y Dallas acceso a una selección de varios modelos y la opción de cambiarlos hasta 18 veces al año.

Tener un automóvil en propiedad (en EEUU) tiene un coste promedio mensual de unos 706 USD según la Asociación Americana del Automóvil, incluyendo su devaluación, mantenimiento y combustible. Muy por debajo de los 1,800 USD que cuesta el servicio de suscripción de Cadillac.

Eso sí, los vehículos que ofrece en su servicio son de una gama más bien alta. Aun así, es un precio bastante elevado. Por ejemplo en España Volvo ofrece su XC40 por 685€ mensuales, y con la posibilidad de cambiarlo cada 24 meses.

volvo-car-subscription

Según Melody Lee, directora del servicio de suscripción de Cadillac; “Sentimos que era realmente importante ofrecer otra forma alternativa (a la adquisición) de acceder a un vehículo de lujo”.

Melody señala que las personas que están interesadas en estos servicios principalmente buscan el tipo de flexibilidad que ofrece una suscripción.

“Los métodos más tradicionales de hoy son la financiación y el arrendamiento, pero percibimos que al mirar el panorama de otras industrias y la forma en que los consumidores eligen acceder a otros productos y servicios, la suscripción se está volviendo muy popular y decidimos aplicarla al automóvil. “

En otras palabras, si las personas se suscriben a películas y programas de televisión a través de plataformas de suscripción como por ejemplo Netflix, ¿porque no van a hacer lo propio con el automóvil?

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s