Evolucionando hasta llegar al vehículo autónomo: Necesidades y retos de los fabricantes

Los fabricantes de automóviles se han dado cuenta de la creciente demanda de los consumidores por las funciones “conectadas”, que ahora están disponibles incluso en los automóviles más económicos, pero los fabricantes todavía tienen un largo camino por recorrer para capitalizar todo el potencial del mercado de los servicios conectados a pesar de estar dando enormes saltos para mantenerse al día con las demandas de los consumidores en estos últimos años.

En los últimos cinco años, la tecnología de los automóviles conectados (de gama media) han pasado de los sistemas de info-entretenimiento con conexiones inalámbricas muy básicas con dispositivos móviles a una integración total con ellos, una conducción semiautónomas, características de seguridad  y asistencia avanzadas (ADAS) integrados en cualquier vehículo de gama media.

Hace unos años, algunos expertos de la industria especulaban con que las personas comenzarían a elegir los automóviles en función de si tenían Apple Carplay o Android Auto en lugar de apostar por su lealtad a una marca de automóvil en concreto. La mayoría de los fabricantes esquivaron rápidamente esto ofreciendo ambos sistemas en sus automóviles. Movimientos como este muestran la agilidad de la industria en estos momentos de fuertes cambios para el sector, un sector que es conocido tradicionalmente por todo lo contrario y por su resistencia a los cambios.

Los vehículos autónomos darán un fuerte impulso a los sistemas de infotainment

A medida que los conductores cedan su tiempo de conducción a los vehículos autónomos, exigirán una tecnología más atractiva para ocupar ese tiempo en los desplazamientos. Los simples sistemas de infotainment que tenemos ahora se transformarán en experiencias inmersivas e interactivas que permitirán a los usuarios trabajar, comprar, jugar y sumergirse por completo en complejos sistemas de entretenimientos.

Estos sistemas incluirá desde vídeo y música en streaming, juegos, servicios basados ​​en la geolocalización, publicidad personalizada, integración con otros dispositivos IoT (hogar, trabajo, parkings, concesionarios, etc). Poco a poco el habitáculo de nuestros vehículos autónomos se convertirán en una extensión del salón de nuestras casas.

Evolucionando hasta llegar al vehículo autónomo: Necesidades y retos de los fabricantes

Ciclos de vida muy dispares

Se necesitan de dos a tres años para diseñar un automóvil nuevo, en esos dos o tres años se ha quedado (prácticamente) desfasado cualquier producto tecnológico. Los avances en la tecnología son altos en ese período de tiempo y los fabricantes de automóviles deben de buscar la manera de converger dos productos con un vida útil muy diferente, por lo menos buscar una forma de actualizar el producto mas longevo a medida que la tecnología avanza. Ya hemos dedicado un post a este asunto, que puedes releer aquí.

Las actualizaciones vía OTA (Over the Air) serán imprescindibles. 

Para que la tecnología en un automóvil sean viables y estén correctamente integradas en el vehículo, los fabricantes deben lanzar actualizaciones periódicas con el fin de corregir rápidamente errores y añadir nuevas funcionalidades y ademas, se deben de actualizar de forma remota sin la necesidad de visitar el concesionario para ahorrar costes y tiempo. La tecnología para hacer actualizaciones vía OTA en automóviles existe hoy día y muchos automóviles ya vienen equipados con conexiones que permiten recibirlas (GSM, LTE, WIFI).

Tesla ha estado usando actualizaciones vía OTA durante años, y los principales fabricantes están comenzando a implementarlas también. Ford recientemente realizó una importante actualización vía OTA para agregar Apple Carplay y Android Auto a su sistema SYNC 3 y General Motors indicó que utilizará las actualizaciones vía OTA para 2020. Aunque los problemas de seguridad siempre son un gran obstáculo y amenaza para cualquier dispositivo conectado a la red y hasta que los fabricantes de automóviles no aborden estas vulnerabilidades, las actualizaciones vía OTA estarán muy limitadas, y de hecho estas limitaciones impedirán el despliegue tecnológico con mayor celeridad en los automóviles.

Evolucionando hasta llegar al vehículo autónomo: Necesidades y retos de los fabricantes

El difícil reto de monetizar los servicios en los automóviles conectados

La gran pregunta para los fabricantes de automóviles es; ¿cómo monetizarán toda esta nueva tecnología?. A medida que las funciones conectadas dejen de ser productos básicos y se conviertan en productos con un alto grado de desarrollo los fabricantes necesitaran monetizarlas de alguna forma, ya que desarrollar y mantener toda esta tecnología es un gran drenaje financiero para una industria que ya de por sí tiene márgenes de ganancia bajos.

Muchas de las nuevas fuentes de ingresos vendrán de todos los datos valiosos creados por los usuarios de los automóviles (ya hemos tratado este tema aquí) como por ejemplo: los patrones de conducción, las compras realizadas desde el vehículo o el contenido que consumen. Los desafíos para los fabricantes en este aspecto son dos: ¿cómo obtener una parte de los ingresos por los datos generados por el usuario y cómo cobrarán las suscripciones y servicios en el automóvil?. Recordemos que usar los datos de los usuarios podría incurrir en un delito contra la privacidad, los fabricantes deben de buscar la forma para evitar esto. Personalmente creo que la encontraran, ¿podría ser la solución un contrato de cesión de los datos cuando compramos o alquilamos un coche? similar a lo que hacemos cuando nos registramos en muchas webs o plataformas, esa letra pequeña que nadie lee en el apartado “términos y condiciones”.

Evolucionando hasta llegar al vehículo autónomo: Necesidades y retos de los fabricantes

Para que funcione la monetización y los vehículos autónomos, requerirá alianzas estratégicas, fusiones y adquisiciones con proveedores de tecnología. Los fabricantes de automóviles deben asegurarse de que sus productos puedan adaptarse a los ciclos acelerados de desarrollo y alimentar las nuevas demandas de los clientes. La próxima generación de tecnología automotriz se dedicará a proporcionar entretenimiento y seguridad mientras dejamos al vehículo tomar el control total del automóvil, entonces será cuando experimentaremos una forma completamente nueva de movernos.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s