La inteligencia artificial no es artificial ni inteligente

Los vehículos autónomos parecen increíble, serán infinitas las posibilidades que ofrecerán y cambiaran la manera en la que nos desplazaremos, aunque por ahora, los vehículos que hemos visto tenia algunas conductor por seguridad.

El estado de California acaba de aprobar una nueva licencia para que los coches autónomos puedan hacer pruebas con tráfico real sin necesidad de tener un conductor en el vehículo, eso si, el coche debe poder controlarse remotamente.

Es un avance en la legislación, que permitirá el desarrollo mas rápido de esta tecnología, aunque para ello, los fabricantes deberán tener una sala de control para monitorizar todos los vehículos en circulación, como las que hemos visto en el cine que tiene la NASA para gestionar las misiones espaciales.

La inteligencia artificial construida por el ser humano

Para que este sistema sea interesante, la maquina debería poder aprender de manera auto suficiente, aunque esto pondría en peligro la vida de la gente, por lo que la solución es una inteligencia semi-artificial donde la intervención humana podría estropear la experiencia.

La idea de que exista una figura de docente/supervisor de este proceso de aprendizaje, hace que el proceso este adulterado, no es inteligencia artificial, es conducción asistida remotamente. El problema con este enfoque es que una vez los seres humanos intervienen en el proceso, se vuelven necesarios.

En la actualidad los servicios basados en I.A., tienen ejércitos de personas que trabajan  por solventar los problemas que generan estos sistemas, de manera que funcionen como nosotros esperamos.

Inteligencia artificial 2
No es inteligencia artificial todo lo que reluce

¿Quienes son estos supervisores?

Google ha usado durante nueve años su sistema reCAPTCHA para autenticar a los usuarios, a quienes se les pide que demuestren que son humanos. Estas pruebas consisten en seleccionar una serie de imágenes reales y falsas, donde los humanos reconocen cosas que los ordenadores no pueden.

Al principio, Google utilizó reCAPTCHA para ayudar a los ordenadores a realizar reconocimiento óptico de caracteres en libros y números anteriores de The New York Times. Más tarde, ayudó a Google para leer direcciones de calles en Google Street View.

Hace cuatro años, Google convirtió reCAPTCHA en un sistema para el entrenamiento su I.A., la mayor parte consiste en reconocer objetos en fotografías: los tipos de objetos que pueden ser útiles para coches sin conductor o Street View. Una prueba clásica es la de poner una serie de imágenes donde aparecen letreros de calles y otros objetos, y les pide a los usuarios que “prueben que son humanos” haciendo clic en cada imagen donde aparezca algún tipo de letrero.

Lo que se entrena con estas pruebas es la capacidad para discriminar la información que no es útil (ruido), para que los futuros vehículos puedan leer señales y avisos de manera eficiente.

Inteligencia artificial 3
Ejemplo de reCAPTCHA que utiliza Google para entrenar su I.A.

¿Por qué I.A. seguirá necesitando ayuda humana?

Una razón para que la figura del supervisor tenga sentido, es la de proteger a los vehículos de vandalismo, un problema real en la actualidad que podría acentuarse con los vehículos sin conductor. Según los informes de las compañías de seguro, en los últimos años aumento el numero de personas que chocaron o se dejaron atropellar deliberadamente para cometer un fraude.

Pero la razón principal es que el mundo es grande y complejo. Pasan cosas extrañas e imprevistas, la caída de un rayo, los pájaros que vuelan hacia las cámaras, los niños apuntando con punteros láser a los sensores. En caso de que ocurra alguna de estas cosas, no se puede permitir que los vehículos autónomos fallen, eso seria peligroso.

¿Por qué creemos que la inteligencia artificial es artificial e inteligente?

Cuando nos enteramos de que en 1996 una super ordenador ganó al campeón del mundo de ajedrez, pensamos: “Si puede vencer al mejor de los mejores al ajedrez, pueden ser más inteligentes que cualquier humano”. Pero esta es la ilusión. De hecho, los robots que juegan ajedrez son “más inteligentes” que las personas en una cosa, mientras que las personas lo son en un millón de cosas.

Inteligencia artificial 3
La I.A. requiere de un proceso de aprendizaje diferente al de las personas

Los coches sin conductor no tienen una tarea. realizan varias cosas a la vez. Eso es fácil para los humanos, pero complicado para la I.A. La evolución de la conducción autónoma es un ejemplo de cómo la creencia de que las máquinas funcionarán por sí mismas de manera compleja es errónea. Ellas funcionarán, pero con nuestra ayuda constante, así que no las llamemos inteligencia artificial, llamémosla inteligencia tutelada.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s