La importancia de las Plataformas Integradas de Movilidad (IMP) para las ciudades del futuro

La tendencia mundial hacia una urbanización más sostenible y eficiente enfrentan a las ciudades y a los gobiernos con nuevos desafíos relacionados con la seguridad pública, el suministro y consumo de energía, el tratamiento de residuos y la gestión del tráfico. Solo en 2013, el costo de la congestiones de tráfico en los EE. UU., englobando el combustible más el costo por la pérdida de tiempo (perdidas en la productividad), ascendió a 124 mil millones de USD. En las áreas metropolitanas, los problemas de movilidad es uno de los escollos más grave y difícil de solventar al que se enfrentan las ciudades.

Las plataformas integradas de movilidad (IMP por sus siglas en inglés) son una solución clave para la gestión del tráfico urbano. Al integrar diferentes modos de transporte, las IMP simplifican drásticamente la planificación de rutas y hacen que los viajes sean más eficientes, a la vez que pueden proporcionar soluciones altamente personalizadas. Como resultado, las IMP se están estableciendo como una solución para estos problemas en todo el mundo, con diferentes tipos de niveles de integración y propuestas de valor (como por ejemplo; Citymapper, GoEuro, Google Maps, Moovel, Moovit, Qixxit, Rome2Rio). Sin embargo, ninguno de estos jugadores se ha convertido en un proveedor predominante con la oferta que proponen. En consecuencia, debemos de preguntarnos cuáles son los factores clave para una movilidad integrada de éxito y cómo será el futuro de la movilidad integrada.

Con un número cada vez mayor de jugadores involucrados, y una cartera de productos cada vez más amplia, más compleja y más integrada, el acceso directo al cliente de los operadores de transporte se traslada al entorno digital, donde destacar es vital para tener una IMP de éxito.

Plataformas integradas de movilidad: la solución y el problema

En 2050, el 67 por ciento de las personas vivirá en áreas urbanas, en contraste con el 52 por ciento del 2010. Debido a la urbanización, las ciudades y los gobiernos se enfrentan cada vez más a nuevos desafíos relacionados con la seguridad pública, el suministro y el consumo de energía, el tratamiento de residuos y la gestión del tráfico. El concepto de ciudad inteligente se percibe como una opción vital para hacer frente a la aparición de estos problemas urbanos, y se estima que crecerá hasta generar un mercado de más de 45 mil millones de USD para 2022 solo en Alemania. En esencia, una ciudad inteligente es la convergencia de todas las principales políticas urbanas, como la ciudad digital, la ciudad verde, limpia y ecológica, y la ciudad eficiente, todo ello en un espacio digital unificado, con el objetivo de reducir la huella ambiental y crear una mejor calidad de vida para los ciudadanos. En este contexto, la movilidad inteligente es uno de los temas más complicado de hacerles frente en las grandes áreas metropolitanas, pero al mismo tiempo, el que mayor impacto tiene en el objetivo de conseguir una ciudad eficiente y ecológica. El informe adjunto, se centran en lo esencial de la movilidad inteligente: las Plataformas de movilidad integradas.

Las pérdidas económicas producidas por las congestiones de tráficos, definido como la pérdida de combustible más el costo por la pérdida de tiempo (perdidas en la productividad), ascendió a 124 mil millones de USD en 2013. Como solución, la movilidad inteligente está preparada para facilitar el flujo del tráfico urbano, teniendo en cuenta también a los aspectos medioambientales. Usando la misma jerga que el sector las TIC podemos distinguir y denominar dos infraestructuras como:  “back-end y front-end”. Mientras que el primero se centra en optimizar los flujos del tráfico desde el punto de vista de la planificación de la infraestructura, el último se encarga de llevar la movilidad inteligente al consumidor final.

El desarrollo de soluciones de front-end para movilidad inteligente está principalmente impulsada por los cambios en los patrones de uso del tráfico, junto con el aumento de las soluciones digitales y el creciente número de jugadores de transporte disponibles que inundan el mercado cada vez con más fuerza. En la era de la digitalización, los consumidores se acostumbran a recibir ofertas cada vez más personalizadas de productos y servicios, por lo tanto le permiten elegir una más acorde a sus preferencias. En la movilidad, y más aún en el transporte público, esto significa que a los usuarios les importan menos los modos u operadores de transporte individuales y, más bien, están interesados ​​en soluciones integrales simples, integradas y altamente personalizadas que incorporen sus preferencias de viaje, como velocidad, precio, disponibilidad, rango de actuación, etc.

Una plataforma de movilidad integrada (IMP) es una solución clave para acomodar estas preferencias de los clientes bajo un techo digital unificado. Al integrar los diferentes modos de transporte, los IMP simplifican drásticamente la planificación de rutas, lo que hace que viajar sea más eficiente a la vez que ofrece una oferta personalizada basada en las preferencias del usuario. Las IMP también generan datos a las aplicaciones de back-end de movilidad inteligente, ayudando así al desarrollo y planificación de las futuras infraestructuras, estas plataformas se convierten cada vez más en el núcleo de los ecosistemas de la movilidad moderna.

La importancia de las Plataformas Integradas de Movilidad (IMP) para las ciudades del futuro

Sin embargo, establecer una IMP es un desafío considerable tanto desde el punto de vista empresarial como técnico. El gran número de partes interesadas e involucradas significa que las IMP necesita combinar varios tipos de plataformas, tecnologías y propuestas estratégicas diferentes. Esto debe combinarse con un sofisticado análisis y recolección de datos para satisfacer las necesidades de todas las partes involucradas.

La importancia de las Plataformas Integradas de Movilidad (IMP) para las ciudades del futuro

Visión general de los segmentos y jugadores involucrados en los ecosistemas de movilidad inteligente.

Los actores de los ecosistemas de movilidades inteligentes, según su naturaleza y posicionamiento competitivo, tienen un objetivo estratégico diferentes para posicionar sus plataformas. Mientras que las empresas privadas buscan aumentar sus bases de usuarios para aumentar sus ingresos, los fabricantes de equipos originales (OEM) de automóviles buscan capturar la mayor parte del mercado de uso compartido de automóviles e introducir sus propios vehículos en ellos. Para las grandes compañías tecnológicas, como Google, que buscan ampliar y mejorar sus servicios de mapas y posicionamiento, y por lo tanto les interesan mas la recopilación  de datos a través de los IMP.

Como resultado de esta divergencia en los objetivos, actualmente se puede observar en el mercado de las principales plataforma integrada de movilidad dos enfoques o estrategias bien definidas. Por un lado, los proveedores de plataforma “back-bone”, que están centrados ​​en las infraestructura, tradicionalmente provienen de operadores de transporte público bien establecidos, y apuntan a mejorar el tráfico a largo plazo a la vez que ofrecen más comodidad para los clientes. Por otro lado, los jugadores over-the-top (OTT) que operan bajo la premisa de maximizar a corto plazo el número de usuarios para impulsar el valor de la empresa. Sin embargo, ambos enfoques estratégicos son factores clave para el desarrollo de una IMP y su implementación con éxito.

 
Puedes leer el informe completo aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s