Que tendencias esperamos en los próximos años entorno a la movilidad compartida?

El CarSharing es una solución flexible, asequible y en alza. Este 2018 y en algunos años vista más se espera una consolidación aún más fuerte de estos servicios de movilidad, una mayor involucración de los gobiernos y un mayor acercamiento a la movilidad autónoma.

Para la mayoría de las personas un automóvil es un desembolso económico muy importante, de hecho normalmente es el segundo gasto más grande para cualquier familia después de su vivienda, es por esto que las ventas de automóviles siempre han estado ligadas al estado económico de los usuarios. Aunque este 2017 las ventas de automóviles han sido bastantes buenas. Se espera una desaceleración anual cada vez más creciente en las ventas de automóviles en los próximos años, será un patrón en todos los países desarrollados con un mercado ya muy saturados de automóviles.

Aunque no hay buenas perspectivas para la industria del automóvil para los próximos años, es demasiado prematuro concluir que los automóviles no van a tener demanda. Aunque muchos de los habitantes de las ciudades con grandes alternativas de movilidad están poco a poco renunciando a la propiedad de los automóviles.

Consolidación del mercado: Más grandes y cada vez más fuertes.

A medida que la adopción de los servicios de movilidad compartida siga creciendo exponencialmente en los próximos años, veremos una mayor consolidación de los grandes proveedores de estos servicios, a medida que estos servicios se expandan a lugares en los que aún no están disponible desbancaran a los pequeños proveedores absorbiendo su cuota de mercado, que finalmente y en gran medida terminaran por desaparecer. Cada vez los proveedores más grandes se harán más fuertes y tomaran una posición más estable en el mercado, haciendo más difícil la proliferación de las pequeñas empresas o las nuevas que quieran hacerse un hueco en el sector. La única solución sería ir de la mano de alguna multinacional, pero esto se antoja cada vez más difícil ya que las mayoría de ellas están asociadas o han lanzado sus propios servicios, Renault con Zity, Mercedes con Car2Go o BMW con DriveNow son algunos ejemplos que podemos encontrar.

Que tendencias podemos esperar en los próximos años entorno a la movilidad compartida?

Políticas públicas para impulsar el crecimiento en la movilidad compartida.

Si bien en cambio de la propiedad del automóvil en beneficio de un uso compartido está en marcha, eso sí, a un ritmo todavía muy lento. La adopción de la movilidad compartida requiere de una fuerte intervención política. En este 2017 hemos visto a grandes ciudades allanando el camino con ambiciosos planes para implementar políticas que fomenten un transporte más sostenible. Los gobiernos locales de las ciudades tendrán probablemente los papeles más importante para la implementación de esta movilidad compartida, es mucho más fácil y ágil la toma de decisiones y la implementación de legislaciones a nivel local que a nivel nacional. Y serán el “buen hacer” de estas ciudades las que “obliguen” a los gobiernos nacionales a seguir el mismo camino de sus ciudades si las medidas funcionan en ellas.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, es franca en sus ambiciones de hacer de París la primera ciudad sin coches del mundo, a pesar de la resistencia de muchos sectores. Por otra parte, Sadiq Khan alcalde Londres reveló recientemente planes para limitar la construcción de espacios de estacionamiento en los conjunto residenciales de nueva construcción y en nuevas oficinas, fomentando sin embargo la construcción de nuevas líneas de transporte urbano, zonas destinadas a coches compartidos, y otro tipos de movilidad más sostenible. El propósito de esta estrategia es reducir la contaminación del aire y la congestión reduciendo la dependencia del automóvil. También Madrid planea prohibir la circulación de vehículos antiguos por algunas zonas de la cuidad para reducir los grandes problemas de contaminación que sufre la cuidad.

Que tendencias podemos esperar en los próximos años entorno a la movilidad compartida?

Los mayores problemas para reinventar la movilidad urbana vendrán desde las afueras de las ciudades debido a las limitaciones de las infraestructuras de transportes públicos en esas zonas. Si las autoridades quieren convencer a los ciudadanos de que dejen de lado la posesión de sus automóviles deben de garantizarle una acceso a una movilidad con un mínimo de calidad, si no, de lo contrario no querrán deshacerse de esa propiedad. Esto, a corto plazo no parece que vaya a cambiar y en el futuro la posesión de los automóviles tendrá sus últimos reductos en estas zonas interurbanas.

Con la mirada puesta en la movilidad autónoma, el próximo gran reto.

José Vicente de los Mozos vicepresidente  de Renault España ha dicho recientemente tras ser nombrado director de la ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) que el sector de la automoción va a cambiar más en los próximos 10 años de lo que lo ha hecho en los últimos 50. Lo que está ocurriendo hoy en la industria de la automoción es tan significativo como lo fue la propia llegada del automóvil hace más de 100 años. Anticipando un volumen de demanda y por lo tanto de producción decreciente de automóviles, varios de los grandes protagonistas de la industria ya se están posicionando para convertirse en los pioneros del sector de la movilidad autónoma.

A principios de 2017, Daimler anunció una asociación con Uber. El fabricante de automóviles alemán proporcionará a Uber una dotación de vehículos autónomos. En diciembre, Daimler se hizo con la mayor parte de Chauffeur Privé, el considerado Uber francés, con el fin de fortalecerse dentro del mercado de conductores no propietarios. Mientras tanto, General Motors invirtió $ 500 millones en Lyft y lanzó su propio servicio de Car-Sharing: Maven. Y esto es solo una mínima parte de todos los movimientos que hemos visto en los últimos años.

Uber está probando una nueva flota de autos autónomos en Pittsburg. En los próximos años, gigantes tecnológicos como Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA como ya los denominan algunos medios) también se convertirán (aún mas) en importantes actores en esta industria. El Google Car, nacido de la asociación entre Fiat-Chrysler y Google, y la nueva división de automóviles de Amazon son ejemplos concretos de su interés en el sector. Sin mencionar el plan de Tesla para desarrollar una aplicación integrada que permita a los clientes alquilar sus vehículos. Está claro que las grandes compañías tecnológicas tienen el punto de mira en la movilidad autónoma, si cambiamos los billones de desplazamientos diarios que se hacen en el mundo actualmente en automóviles convencionales por desplazamientos en vehículos autónomos salta a la vista que es un nicho económico realmente suculento.

Que tendencias podemos esperar en los próximos años entorno a la movilidad compartida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s