“En 2020 habrá un total de 400 millones de coches conectados en el mundo”

Todo el mundo habla de las cuatro grandes tendencias que han agitado los cimientos de la movilidad tal y como la conocíamos. Coches conectados, coches autónomos, coches eléctricos y coches compartidos. La cuestión es, ¿son ya una realidad? ¿Cuándo llegarán realmente?

Hay muchas opiniones al respecto, pero desde el blog de Movilidad Conectada hemos consultado a una de las personas que más sabe de este tema. Hablamos de Alberto Lodieu, Consultor Senior del grupo PTOLEMUS Consulting Group, una firma internacional de asesoría estratégica completamente enfocada en movilidad, telemática y servicios basados en la ubicación.

Alberto tiene más de 7 años de experiencia en consultoría de estrategia y operaciones. Especializado en movilidad conectada, entre otros, ha participado en más de 25 proyectos para ayudar a las organizaciones a identificar e implementar iniciativas para lograr o mantener el liderazgo. Alberto es colaborador del blog Movilidad Conectada como experto en Tecnología del coche conectado.

Cuatro grandes tendencias

La conectividad, automatización, economía compartida y electrificación son las 4 grandes tendencias que están transformando los modelos de movilidad, especialmente en zonas urbanas de alta densidad y altamente pobladas.

A raíz de que cada vez más vehículos están conectados y pueden intercambiar información en tiempo real, se han desarrollado una infinidad de nuevos servicios. El servicio más común es la navegación conectada. Este servicio nos permite identificar la ruta óptima para llegar a nuestro destino a partir del análisis de las condiciones de tráfico actualizadas en tiempo real.

Otros servicios menos comunes, pero con un gran potencial de monetización incluyen el seguro de coche basado en uso (Usage-based Insurance – UBI) o servicios de mantenimiento y diagnóstico remotos.

La automatización no es algo nuevo, durante varios años la industria automotriz ha desarrollado sistemas de asistencia en el manejo (Advanced driver-assistance systems – ADAS). Sin embargo, en los últimos años se han comenzado a desarrollar coches 100% autónomos. Estos coches son el resultado del desarrollo de sensores (cámaras, radares, etc.) mucho más sofisticados, la capacidad de recolección y procesamiento de datos a gran escala y el desarrollo de inteligencia artificial. 

El tercer gran cambio son los nuevos modelos de economía compartida. Este fenómeno se ha dado gracias a que los nuevos sistemas de comunicación digital incrementan exponencialmente el número de personas con las cuales podemos compartir nuestros recursos, así como la cantidad de información que se puede obtener en relación al recurso. En el caso de los vehículos, ahora se pueden compartir coches o trayectos con una infinidad de personas, permitiendo un uso mucho más eficiente del automóvil.

Finalmente, la electrificación de los automóviles. Los coches eléctricos se han posicionado como una muy buena alternativa para combatir la contaminación generada por los vehículos y han ido ganando popularidad en los últimos años. Los coches eléctricos ofrecen grandes ventajas para el diseño de los mismos y aunque comenzaron como una innovadora alternativa adoptada sólo por algunas empresas, ahora todos los fabricantes de autos están desarrollando sus propios vehículos eléctricos. 

Cada una de estas tendencias se enfrenta a diferentes barreras, sin embargo, hoy en día son una realidad y en su conjunto van generar grandes cambios a la manera en la que nos transportamos.

Alberto Lodieu cuatro grandes tendencias en movilidad

En países desarrollados el porcentaje de nuevos coches con conectividad es del 90%

La conectividad ya está sucediendo, sobre todo en economías donde la población tiene un alto poder adquisitivo. En estos países, el porcentaje de nuevos coches con módems integrados puede llegar hasta un 90%. Con regulaciones como la llamada de emergencia automática (eCall) en todos los coches nuevos, en Europa a partir de abril de 2018 todos los coches nuevos van a tener un módem instalado y con esto definitivamente se va a incrementar la penetración de otros servicios conectados.

Los coches de alta gama, en su mayoría y en una gran proporción de los países en el mundo, desde hace algunos años ya incluyen varios servicios conectados como lo son eCall, llamada para asistencia remota (bCall) y sistema de rastreo satelital antirrobo (Stolen Vehicle Tracking – SVT). 

Evidentemente la penetración de estos servicios dependerá de los costos y los beneficios que se generan para los OEMs, que finalmente son una consecuencia del beneficio percibido por el cliente y el costo de la tecnología. Servicios conectados más sofisticados como lo son actualizaciones de software remotas (Over the air updates – OTA) y diagnóstico remoto generan muchos más beneficios tanto para los fabricantes como para los usuarios, y aunque son mucho más complejos de desarrollar, podemos esperar un importante crecimiento en los próximos años. 

Alberto Lodieu cuatro grandes tendencias en movilidad

La conectividad no sólo llega a los coches nuevos, existen una infinidad de dispositivos que permiten conectar los vehículos que no cuentan con modem integrado desde su fabricación. Tanto la gama como las capacidades de dispositivos de conectividad post-venta ha evolucionado rápidamente y al mismo tiempo su costo ha bajado significativamente. Esto permite que todos los coches puedan acceder a servicios conectados.

Entre los principales dispositivos post-venta para generar conexión se encuentran las black boxes, los OBD (On-borad dignostics) dongles y los teléfonos móviles, pero podríamos existen una infinidad de modelos como puede ser el CLA (Cigarette-lighter adapter), la cámara interna (Dash-cam o el PND (Personal navigation assistant).

Un servicio que se provee principalmente con dispositivos post-venta es el seguro basado en uso (UBI) se provee principalmente con black boxes u OBD dongles que se pueden instalar profesional o personalmente.

¿Quién será el dueño de la información recogida?

En términos de regulación, la principal restricción es la privacidad de la información. El dueño de la información es el dueño o conductor del vehículo (depende de la situación particular) y mientras autorice a las diferentes partes involucradas en proveer el servicio a tener acceso parcial o completo de su información, a través de un contrato de provisión de servicio, no debería existir problema alguno.

En PTOLEMUS Consulting Group estimamos que aproximadamente 45 millones de los coches vendidos en 2020 a nivel mundial estarán conectados, generando un total de 400 millones de coches conectados en este mismo año.

El nivel 4 de automatización llegará en 5 años

En cuanto a automatización, actualmente estamos en un nivel que requiere que el conductor esté alerta y con las manos en el volante en todo momento, además sólo puede estar en modo autónomo en un número muy limitado rutas. Para llegar a los coches donde el conductor pueda deslindarse por completo de la actividad de manejo, todavía faltan algunos años. En PTOLEMUS Consulting Group estimamos que esto (Nivel 4 de automatización) será en aproximadamente 5 años y no en todas las rutas. 

Alberto Lodieu cuatro grandes tendencias en movilidad

Aunque el hardware ya existe y cumple con los requerimientos de manejo autónomo, el software tiene que seguir desarrollándose para asegurar una conducción 100% segura. Tanto la iniciativa privada, como el gobierno y los usuarios esperan ansiosamente este tipo de vehículos pues los beneficios que pueden generar en términos de seguridad, confort y eficiencia en la movilidad son inmensos. Por tanto, la regulación va en esta dirección, es decir, está enfocada en promover el desarrollo de estos coches siempre y cuando los fabricantes logren comprobar que estos son 100% seguros. 

Por otro lado, para que estos coches sean accesibles en todos los segmentos, es necesario que el costo de la tecnología baje. El hardware necesario todavía es muy caro y si a esto le sumamos el costo de la conectividad, los sistemas avanzados de posicionamiento, los mapas de alta definición y los sistemas de interacción con el conductor, el costo total de un coche autónomo es muy superior al de un coche convencional.

Alberto Lodieu cuatro grandes tendencias en movilidad

Es por esto que en PTOLEMUS estimamos que la penetración comenzará en segmentos en donde el caso de negocio es mucho más atractivo. Esto es, en servicios donde el coche autónomo se pueda aprovechar al máximo como lo son taxis autónomos. Por tanto, no es sorprendente ver a empresas como Uber invertir fuertemente en estas tecnologías. 

Ser propietario de un automóvil ya no es el modelo de movilidad más atractivo

Por otro lado, los nuevos modelos de movilidad como Car sharing y Ride hailing están creciendo exponencialmente, sobre todo en las grandes ciudades, en donde ser propietario de un automóvil ya no es el modelo de movilidad más atractivo para algunos segmentos de la población. Problemas como tráfico, estacionamiento y nuevos impuestos junto con la posibilidad de localizar, reservar y utilizar un coche en cualquier momento están logrando que muchos usuarios se deshagan de sus coches.

Aunque hoy ya existe un gran número de coches utilizados para Ride hailing y esto se ve reflejado en el tamaño de la flota de Uber, Didi y otras grandes empresas en el sector, todavía no existen muchos coches utilizados para Car sharing. Sin embargo, en PTOLEMUS esperamos que el número de coches utilizados para Car sharing a nivel mundial será cercano a los 2 millones en 2020.

Así mismo, Car pooling es una excelente solución pues logra que se ocupen asientos que de otra manera estarían vacíos, por lo que cualquier persona adicional para el conductor es ganancia. Esta modalidad se está convirtiendo no solo en la opción más económica sino también la más cómoda para trayectos de 100 a 300 kilómetros. BlaBlaCar es probablemente la compañía más conocida, pero en los últimos años han surgido muchas nuevas empresas en el sector.

La autonomía y la falta de infraestructura siguen limitando la electrificación

Finalmente, en el caso de la electrificación, la tecnología ya existe y avanza rápidamente. Las nuevas baterías permiten recorrer cada vez más kilómetros y todos los fabricantes de coches están trabajando en nuevos modelos eléctricos. Sin embargo, las grandes limitantes siguen siendo la infraestructura necesaria para la recarga y el nivel de autonomía.

El nivel de desarrollo dependerá en gran medida de los esfuerzos conjuntos entre los fabricantes de coches, los desarrolladores de la tecnología de recarga y los subsidios que otorguen los gobiernos locales. Es a través del desarrollo de modelos de crecimiento conjunto que se podrá cubrir la demanda. La penetración de coches eléctricos en el total de nuevos coches vendidos es todavía muy baja, sin embargo, ha crecido bastante en los últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s