Las personas son mas peligrosas que la conducción autonoma

Las maquinas, al contrario que las personas, carecen de fuerza de voluntad. Se fabrican y diseñan con un fin muy especifico, que llevan a cabo de manera inquebrantable salvo que el entorno o una persona lo impida.

No tienen días malos, no se estresan, no se enfadan, porque básicamente no saben que es, no tienen capacidad para decidir si quieren hacerlo o no y mucho menos poseen voluntad para eludir sus obligaciones.

Si un robot cogiera un arma y matase a una persona, el robot no iría a la cárcel, se mandaría a prisión al que lo programo con ese fin. La tecnología no puede ser culpable por hacer algo para lo que ha sido construido.

Parece evidente, pero nos hemos topado con un problema que no nos habíamos planteado, si diseñar un sistema para dotar al vehículo de conducción autónoma parecía difícil, imagina lo complejo que sera inventar un método para que los coches autónomos circulen adecuadamente.

Las personas son mas peligrosas que la conducción autonoma.
La tecnología es útil solo si la utilizamos correctamente.

Conducir es sencillo, lo difícil es circular.

Hasta la fecha, muchas marcas han hecho pruebas de carretera con sus prototipos autónomos que han sabido circular en condiciones controladas y favorables, para que os hagáis una idea, han practicado conduciendo los días entre semana por las noches. La cosa cambia cuando las pruebas se hacen en hora punta, la víspera de un festivo o un viernes por la tarde. Las condiciones empeoran cuando el factor humano en su máxima exponencia entra en juego, el conductor estresado, el que tiene prisa, el que se cree piloto de carreras… incluso entre los peatones, se vuelven mas valientes al cruzar por zonas prohibidas e incluso llegan a cruzar las calles perjudicados por el alcohol y otras drogas.

Desde que las pruebas empezaron, ningún vehículo ha atropellado, embestido, golpeado o puesto en peligro a otros conductores, sin embargo si ha sido la victima en todos los accidentes en los que se ha visto envuelto, que no han sido pocos.

El caso de General Motors es el mas actual y preocupante, a principios de verano saco a las calles de San Francisco, Scottsdale y Detroit a 130 Chevrolet Bolt, su modelo eléctrico, para que rodaran y se pudiera limar imperfecciones. A día de hoy, se han registrado 13 accidentes en los que un Bolt autónomo se vio envuelto, y en todos ellos, fueron las victimas de la situación por culpa de distracciones de los conductores implicados.

Las personas son mas peligrosas que la conducción autonoma.
Decenas de Chevrolet Bolt reparándose antes de volver a las calles.

Uno de los accidentes fue que un Ford Ranger que se salto un semáforo en rojo, el conductor iba distraído hablando con el móvil sin usar manos libres, y termino impactando con la parte trasera del Chevrolet sin mayores consecuencias que las materiales.

Posiblemente el accidente mas surrealista ocurrió en San Francisco, un ciclista ebrio que circulaba en sentido contrario hacia el Chevrolet, en este caso, el conductor que supervisaba la prueba intento evitar la colisión cambiando de rumbo, pero para entonces el ciclista ya había saltado sobre el capo, arrancando numerosos sensores y causando desperfectos al sistema de navegación, afortunadamente el ciclista no resulto herido de gravedad.

Da que pensar, que la mayor limitación de la conducción autónoma no sea la tecnología, sino el factor humano y su falta de responsabilidad al coger un coche o una bicicleta.

Las personas son mas peligrosas que la conducción autonoma.
Es difícil programar una maquina que evite las imprudencias de las personas.

Esto es un problema con dos soluciones posibles, aprender a circular mejor y tomar conciencia de las normas de seguridad vial o bien programamos los coches para que conduzcan de manera agresiva e impulsiva y pasen desapercibidos entre el trafico normal.

En el primer caso es muy sencillo, el mercado esta repleto de productos e incluso servicios de aplicaciones que permiten a los conductores evitar distracciones o realizar tareas sin peligro. Ya hablamos de este tema en este post.

En el segundo caso, la cosa es mas complicada, programar una maquina es muy sencillo, le describes que debe hacer en función de que ocurran cosas, por ejemplo, frenar el vehículo si los sensores detectan un obstáculo delante. Pero para ser fino, debes describir que es y que no es un obstáculo, por ejemplo, una persona lo es, una bolsa de plástico no. Se puede programar de manera muy fina un sistema, el problema es que los cálculos necesarios y los sensores requeridos para darle un alto grado de autonomía al vehículo, aumentan muchos los costes de producción. Hay que buscar alternativas o desarrollar nuevos sistemas mas económicos que permiten su fabricación e instalación en masa. Ya hablamos sobre estas tecnologías en este post.

Ante los acontecimientos solo podemos tomar conciencia e intentar no cometer tantas imprudencias, seamos peatones o conductores. No lo hagamos por las empresas, ni por la tecnología, sino por darles unos vehículos seguros a nuestros hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s