Los nuevos protagonistas de la movilidad: Los modelos de negocio que impulsarán a los vehículos autónomos.

“La esencia de la conducción autónoma está prácticamente aquí… Tenemos maquinas que pueden tomar decisiones rápidamente para reducir los accidentes de tráficos, mejorar drásticamente la eficiencia de nuestra red de transporte y ayudar a reducir drásticamente la reducción de emisiones de carbono.”

Estas declaraciones, no vinieron de un visionario como Elon Musk, Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, fueron del expresidente Obama en una entrevista en torno al coche autónomo concedida a WIRED. Durante el último año hemos visto muchos e innovadores anuncios sobre automóviles autónomos; todos los fabricantes de automóviles están apostando fuertemente por los vehículos autónomos, Tesla ha demostrado como su sistema autopilot puede reducir hasta un 40% los accidentes de tráficos y Audi ha comenzado la producción y  venta en masa de vehículos con un “nivel 3” de autonomía. Aquí puedes informarte de los 5 niveles de conducción autónoma.

Sin embargo, aún quedan muchas incógnitas que giran en torno al coche autónomo; como tomaran decisiones éticas los vehículos autónomos se conoce como “trolley problem”. En qué sentido cambiaran los estacionamientos, las calles y las ciudades en general? Que pasaran con los millones de personas cuyo trabajo giran en torno a la conducción de vehículos?, como los taxistas o camioneros.

Probablemente muchas de estas cuestiones que están abierta hoy por hoy serán respondida no solo por la innovación tecnológica sino por los modelos de negocios emergentes alrededor de los vehículos. Por ejemplo, si las autoridades deciden aplicar tasas a los vehículos autónomos en función de los kilómetros viajados por la cuidad, habrá diferentes incentivos para que los vehículos permanezcan lo más cerca posible de sus usuarios para maximizar los viajes y minimizar los costos. Si las compañías de automóviles deciden vender automóviles directamente a operadores de flotas en lugar de a los consumidores, tendrán que cambiar toda sus estrategia de marketing, postventa, y el general,  todo su modelo de negocio tal y como lo conocemos hoy.

El mejor baremo e indicador de cómo están cambiando las compañías de automóviles son sus negocios adyacentes, podemos ver como cada vez más apuestan por sectores que en un primer momento no tenían relación con su sector, como; empresas de desarrollo de software, hardware, telecomunicaciones, Startups, VR, movilidad, nuevas tecnologías…

En definitiva; sus modelos de negocios o gran parte de ellos están pivotando a otros sectores. A continuación intentaremos resolver algunas preguntas de hacia donde se dirigen los vehículos autónomos y cuál es la visión de algunos fabricantes.

¿Cómo serán los sistemas operativos de los vehículos autónomos?

iOS, Android y Windows, o lo que es lo mismo; Apple, google y Microsoft, Las tres compañías más grandes del mundo con los tres sistemas operativos más usados del mundo. Controlar un sistema operativo es una posición muy fuerte realmente importante en la cadena de valor de los coches autónomos. Estos proveedores de sistemas operativos tienen un peso muy fuerte sobre todos los fabricantes de hardware, ya que es el propio sistema operativo el que condiciona el gran medida el hardware, en definitiva, los sistemas operativos es un canal directo del hardware hacia los usuarios finales.

En el sector de los servidores, ordenadores, portátiles, telefonía y tablets, Apple, Google y Microsoft tienen su propia estrategia para dotar de valor a sus sistemas operativos. Apple utiliza sus sistemas operativos para obtener una mayor ventas de sus hardware, ellos no ceden sus SO a otros fabricantes. Google cede su SO para obtener mayores ingresos publicitarios, y Microsoft cobra directamente por el uso de su SO y sus paquetes de aplicaciones. Tres compañías, tres sistema operativos, tres modelos de negocio.

Ahora los fabricantes de automóviles y las compañías tecnológicas compiten para construir el software que “conducirán” a los vehículos autónomos, pero no está claro como estas compañías monetizaran el software. Tesla está usando un enfoque similar a Apple, donde construirán un bloque inseparable de software – hardware con sus vehículos. Empresas como Baidu y Udacity están desarrollando tecnologías de código abierto y su modelo de negocio se centrará en vender productos complementarios. Y por último, compañías como Mobileye y Uber parecer estar forjando asociaciones donde pretenden convertirse en proveedores de software para los fabricantes de automóviles.

Es probable que surjan varios modelos para monetizar los SO para vehículos, está claro que estos modelos impactaran profundamente en la inversión de las compañías en I+D, marketing, etc. Si el modelo integral de Tesla se impone veremos un marketing muy llamativo de vehículos con un diseño muy bien cuidado y aspecto “Premium” para atraer al público a su hardware, ya que en este modelo el crecimiento del SO depende de la venta de hardware. Si por el contrario se impone el modelo de código abierto de Baidu se espera ver automóviles de bajo coste de diferentes fabricantes y empresas como Baidu monetizando su software de código abierto con la venta de servicios complementarios.

Algunas de estas consecuencias son obvias, pero otras no tantas. Por ejemplo, es posible que las empresas que operan u ecosistema de hardware-software “cerrado” sean reacios a compartir sus datos con otros, ya lo hemos visto con Apple y las autoridades de EEUU. Esto podría dar lugar a dificultades para desarrollar un sistema nacional o internacional de  legislación para los vehículos autónomos debido a las preocupaciones en materia de seguridad.

Movilidad como servicio o vehículo en propiedad, ¿Cómo pagarán los usuarios el transporte?

Hoy en día, empresas como BMW están dando su visión y apostando por cómo será el consumo del transporte en el futuro. BMW sigue vendiendo automóviles directamente a los consumidores, sin embargo, también está vendiendo transporte como un servicio (car as service) donde los consumidores alquilan coches de alguna flota, piden un coche con conductor, y en el futuro un coche sin conductor, autónomo. Desde BMW creen que la gente querrá consumir un transporte diferente según el momento, o el  lugar, y pretenden ofrecer todas las opciones desde una misma aplicación.

Por otra parte, empresas como Mazda creen que los conductores siempre quieren conducir, y por lo tanto ellos crean y venden vehículos a clientes que “aman conducir”, os suena el famoso slogan de BMW; “¿te gusta conducir?” , como cambian los tiempos, ahora parece que son ellos los que no quieren que conduzcas. Estas dos versiones están enfrentadas entre sí, de todas formas, tanto si conduces como si no los mercados del transporte como un servicio o el automóvil en propiedad sufrirán un fuerte cambio y todo parece indicar que cada vez más personas apostaran por el transporte bajo demanda en lugar del tener un vehículo en propiedad, lo cual a menudo es un activo bastante infrautilizado.

El creciente uso de los transporte compartidos está convirtiendo a sus empresas en grandes multinacionales, como por ejemplo Uber. Estas empresas pueden invertir gran parte de estos beneficios en el desarrollo de sus plataformas tecnologías y en consecuencia de acelerar el desarrollo de tecnologías autónomas. Un impacto importante para ellos ya que reducirán costes evitando tener que emplear a conductores para realizar los servicios. Es por ello que las empresas de movilidad juegan un papel como mínimo tan importante como los constructores de automóviles en el desarrollo del coche autónomo.

Los fabricantes de automóviles también verán cómo sus puntos de ventas o concesionarios carecerán de sentido ya que la venta minorista de automóviles desaparecerá y los operadores de flota compraran vehículos a “granel” ya que supone un costo menor.

¿Quién genera los datos? ¿Quién procesa los datos? ¿Y quién posee los datos?

Los vehículos conectados generarán grandes cantidades de datos, necesitaran datos y patrones de conducción para sus redes neuronales, cartografiar el terreno para evitar obstáculos y seguir la carretera, datos climatológicos, datos de preferencias de los usuarios para crear experiencias más personalizadas, etc. Estarán generando terabytes de datos cada día desde sus cámaras, radares, lidar, GPS y otros sensores que pueden usarse para mejorar los modelos de conducción o la planificación y optimización de la ruta.

Esta toma, monitorización y extracción de datos no solo requerirá de una fuerte infraestructura y software, sino que también requerirá nuevos modelos de negocio en tono al procesamiento, análisis y comercialización de datos. Ya hemos visto como varias empresas han formado asociaciones para asegurarse una posición ventajosa y privilegiada mientras el coche autónomo termina de despegar. Otra pieza que jugará un papel importante en este sector serán las empresas de inteligencia artificial que necesitan datos de patrones y comportamiento humanos para “entrenar” y para probar el autoaprendizaje de sus máquinas. Por una parte los coches conectados generaran mucha información y patrones de conducción humana, y por otra el coche autónomo será una grandísima plataforma para probar sus IA y su autoaprendizaje.

Llegado a este punto, nos podemos preguntar; ¿quién va a poseer los datos? ¿Quiénes tendrán acceso a ellos? o, ¿quiénes tendrán el derecho sobre ellos?, de momento son unas incógnitas y cuestiones difíciles de responder. Probablemente surgirán una fuerte polémica sobre la privacidad, propiedad y autoría de los datos, será un nicho de mercado bastante suculento y todo el mundo querrá sacar tajada de ello.

¿Quiénes tendrán el mayor protagonismo en la cadena de valor?

En el mundo tradicional de los sistemas operativos para ordenadores y móviles, los SO obtienen valor a través de los proveedores de hardware, los SO son los agregan consumidores a un determinado hardware, haciendo que los desarrolladores de aplicaciones tengan un fácil acceso y uso a unas plataformas y herramientas de desarrollos y un canal de distribución con un fuerte mercado potencial de compradores detrás.

Sin embargo, en el mundo de los automóviles, parece que las compañías como Uber y Lyft estarán mejor posicionadas para convertirse en el punto central para la captación de la demanda y la fidelización de los clientes. Los usuarios que comparten vehículo ya no se preocupan demasiado por el vehículo en el que viajan, ya no es un vehículo propio. El reciente anuncio de Lyft de construir una nueva división enfocada en la movilidad autónoma y de crear un sistema de conducción autónoma para los fabricantes de automóviles sugiere que están considerando esto como una oportunidad importante para afianzarse como una de las empresas líderes del sector.

Sin embargo, este sector industrial sigue siendo muy joven, y todos, desde proveedores automotrices como Delphi hasta compañías de tecnología pura como Alphabet – quieren asegurarse de entrar en esta cadena de valor del transporte autónomo. Esto podría suceder de muchas maneras diferentes. Tal vez Tesla será capaz de desarrollar una cadena de suministro integrada de piezas para crear la mejor experiencia de usuario posible, o tal vez Ford encontrará una manera de crear el software de conducción más eficiente del mercado y los que hoy son sus competidores se convertirá en clientes adquiriendo sus licencia.

En cualquier caso, quien gane esta primera etapa estará en condiciones de invertir más en investigación, invertir más en marketing y seguir innovando más rápido que sus competidores, además estarán en una posición privilegiada para guiar  a la industria en  políticas tributarias y trabajando en estrecha colaboración con las autoridades nacionales e internacionales para remodelar las ciudades, el futuro de la movilidad y la sociedad.

AAEAAQAAAAAAAAhzAAAAJDAxM2Y5YTk4LTNiZjEtNDEwYi05OGRhLWRjMmIxODFmOWZkMg

¿Cuál es el impacto y el papel de los gobiernos en el desarrollo de vehículos autónomos?

Las compañías de tecnología no han tenido a lo largo de su historia una sólida necesidad de trabajar estrechamente con los gobiernos (o con las compañías de automóviles), mientras que compañías como Airbnb y Uber han tenido intensas batallas con las autoridades para mantenerse vivas. Sin embargo son los fabricantes de automóviles, más que nadie, quienes más estrechamente han trabajado con los gobiernos para entenderse y modelar asuntos normativos como por ejemplo, en materia de emisiones de gases o seguridad en los automóviles.

Las autoridades reguladoras necesitan y deben ser una parte crítica del desarrollo y la introducción de los vehículos autónomos. Será difícil encontrar un equilibrio entre; dejar que la regulaciones guíen la industria y dejar que la industria guíe a la regulaciones, pero si llegan a un entendimiento y el sector trabaja mano a mano con las autoridades, dará lugar a grandes beneficios en el sector de la conducción autónoma, acortando de forma considerable los tiempos de despliegue de los vehículos autónomos por nuestras carreteras.

Esto no es tan simple como pulsar un botón y de un día para otro todos los seres humanos nos desplazaremos en coches autónomos, el despliegue será lento y progresivo. Durante un tiempo los vehículos conducidos por los seres humanos coexistirán con los autónomos, es algo que los autoridades reguladoras deben tener en cuenta.

Si hay una cosa que genera expectación entre el público general y los principales implicados en el sector, es cómo las empresas planean hacer dinero con los vehículos autónomos. Los nuevos modelos de negocio impulsarán la toma de decisiones de los fabricantes y los obligara a pivotar parcialmente hacia nuevos modelos de negocios, y estas decisiones tendrán consecuencias muy importantes para el futuro del transporte

Post basado de un articulo de Techcrunch

¿Qué modelo de negocio crees que se impondrá en el futuro de la movilidad autónoma?

¿Qué tipo de empresas crees que tomará un papel protagonista: IT, fabricantes automóviles, telecomunicaciones,…?

¿Crees que será un despliegue lento o rápido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s