No todo es perfecto en el Car-sharing; surgen las primeras quejas de los usuarios

El car-sharing es un servicio muy de moda y con muchas ventajas, pero también tiene algunos inconvenientes reportados por algunos de sus usuarios, que se quejan de encontrarse muy indefenso ante las injustas acusaciones de desperfectos ocasionados en los vehículos. Esto hace que algunos usuarios aun vea estas plataformas con cierto recelo y no se atrevan a dar el paso de adentrase en ellas.

Los coches de alquiler han comenzado a popularizarse entre el gran público dentro de la industria del automóvil, algo que ha ido evolucionando hasta lo que hoy conocemos como Car-Sharing (coche compartido). Tal está siendo el auge de estos servicios que hasta las propias marcas de automóviles están involucrándose de lleno, para evitar una confrontación contra este inevitable cambio en la movilidad convencional.

Pero como ocurre en prácticamente todo los que nos rodea, no todo es perfecto en este modelo de automóviles sin propietarios, estos vehículos están sometidos a un fuerte castigo por parte de los usuarios. Al no ser un vehículos en propiedad, los usuarios no tienen tanto respeto por ellos, los conductores no conducen cuidadosamente, ni hacen el más mínimo esfuerzo por aumentar la vida útil de los vehículos. Todo esto implica un gran deterioro de los vehículos y por lo tanto que las empresas se vean obligada a encarecer sus servicios o incluir cláusulas especiales para evitar esto.

No todo es perfecto en el Car-sharing; surgen las primeras quejas de los usuarios

En el caso de Car2go, la empresa obliga a cada uno de sus usuarios a registrar cada problema surgido durante la utilización de sus vehículos. Los vehículos de car2go a través de su franquicia aseguradora obliga al usuario culpable de un daño o accidente a pagar los primeros 500€ de la reparación, el resto de la cuantía en la reparación es el seguro quien se hace cargo. Esto debería ser suficiente para que los usuarios hagan un uso responsable de los vehículos, pero la realidad no es esa, y es aquí donde está el problema que reportan los usuarios: el encontrarse indefensos ante una acusación de una utilización negligente del servicio, especialmente cuando no ha sido así.

No todo es perfecto en el Car-sharing; surgen las primeras quejas de los usuarios

Los usuarios se quejan de que constantemente han sido acusados injustamente de un desperfecto realizado en la carrocería o en el interior del vehículo sin ser ellos responsables, es decir, que estaban antes de ellos ponerse a manos del volante. Esto sucede porque esos desperfectos no han sido registrados con anterioridad al pasar inadvertidos al revisar el coche, pero cuando se descubren estos desperfectos muchas veces se le asignan a un usuario inocente. Por lo tanto este usuario debe de pagar por un desperfecto de un valor de hasta 500€ y sin ser ellos los responsables.

No todo es perfecto en el Car-sharing; surgen las primeras quejas de los usuarios

Para evitar ser acusado injustamente de ocasionar algún desperfecto se debe de comprobar y comunicar cualquier tipo de daño que observemos antes de utilizarlo, tomar fotos, fecha y hora. Normalmente las aplicaciones para dispositivos móviles de estos servicios disponen de alguna opción para reportar estos desperfectos.  Normalmente estos vehículos siempre se encuentran con algún desperfecto, por lo que es inevitable invertir algo de tiempo en completar estos informes de reportes. Aquí entramos en un conflicto con la filosofía del car-sharing: ahorrar tiempo, y viajar desde un punto A, a un punto B con sencillez, sin mayores complicaciones.

No todo es perfecto en el Car-sharing; surgen las primeras quejas de los usuarios

En caso de que todo este tipo de acciones preventivas no se hayan podido realizar, la única vía para el usuario será la de denunciar su caso ante las distintas asociaciones de consumidores, algo que no siempre te asegurará la victoria ante la imposibilidad en la mayoría de situaciones de encontrar al responsable de estos daños entre los propios usuarios o frente a los desperfectos producidos por otros conductores o viandantes ajenos al uso de los servicios de coche compartido. Sin duda, una de las principales razones por las que muchos interesados siguen presentando reparos a la hora de utilizar este sistema.

¿Habéis tenido algún problema con alguna plataforma car-sharing? ¿se os ocurre una forma de evitar esto?

Mas información aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s