Carsharing corporativo; La unión hace la fuerza.

Ya hemos hablado en más de una ocasión del carsharing, un concepto que cada vez está ganando más adeptos, y que está dándose a conocer cada día más. En definitiva, un servicio de carsharing se basa en compartir entre varios usuarios un mismo automóvil mediante alquileres de cortos periodos de tiempo, en la mayoría de los casos de minutos. El carsharing corporativo se basa en el mismo principio pero destinado únicamente a los empleados de determinada empresa o grupo de empresas, ofreciendo en préstamo estos coches a través de una aplicación, que gestiona el uso de los mismos, y en algunos casos basándose en créditos que los trabajadores canjean por minutos de uso.

Según María Márquez consultora sénior experta en economía digital de la firma Roland Berger: “El renting de carsharing corporativo está creciendo gracias a los beneficios económicos y sociales que supone para las empresas. Ahorra costes, reduce la inactividad de la flota, de las facturas de taxis y alquileres de coches. Además, favorece la gestión financiera y el control presupuestario, al aumentar el componente fijo de los costes y disminuir el número de proveedores. Y mejora la imagen empresarial, al reducir el número de autos en circulación y las emisiones de CO2 por el uso de eléctricos” . También hay que tener en cuenta el ahorro de un 30% de la rebaja fiscal por la utilización de vehículos eficientes. El Real Decreto 633/2015 establece una exención fiscal de entre el 15% y el 30% para la retribución en especie de coches eficientes. Es decir, que cumplan con la norma Euro 6, sean híbridos, de gas o eléctricos.

Las Pymes y autónomos suponen el 99,88% de las empresas en España,  y  generan 2 de cada 3 puestos de trabajo en la empresa privada, lo que las convierte en la base económica del país. Uno de los mayores gastos a los que se enfrentan son los que se producen por temas de movilidad. Para ahorrar, no vale solo con reducir el número de desplazamientos, simplemente el hecho de tener vehículos en propiedad o incluso en régimen de renting, supone uno de los mayores costes para las empresas. Es por esto que las empresas cada vez apuestan más por servicios como el carsharing, con los que pueden ahorrar hasta un 30% en costes, reduciendo su flota entre 12 y 15 vehículos, según datos de Frost&Sullivan.

Pero son las grandes empresas las que primero están dando el paso en implementar el carsharing corporativo entre sus empleados, como ejemplo; Endesa que puso en marcha el pasado año un nuevo servicio de carsharing de vehículos eléctricos en seis sedes de la compañía para que todos los empleados que quieran puedan realizar sus gestiones laborales y satisfacer sus necesidades de movilidad en entornos urbanos de una manera sostenible y no contaminante.

El servicio de carsharing corporativo de vehículos eléctricos de Endesa se compuso inicialmente por 18 vehículos BMW i3, que cuentan con una autonomía aproximada de 130 km. Los empleados de Endesa cuentan con una herramienta online para reservar el vehículo por horas e incluso días completos.

2016040610375539030

Los coches estarán ubicados en seis sedes de la compañía: Ribera del Loira (Madrid); – Borbolla (Sevilla); Vilanova (Barcelona); San Juan (Palma de Mallorca); Woermann (Las Palmas); y Mayorazgo (Tenerife). En todos los emplazamientos, la compañía está instalando puntos de recarga vinculados convencionales, con el objetivo de que todos los coches se carguen durante la noche y tenerlos preparados para los trayectos del día siguiente. Pero además, en las sedes de Madrid y Barcelona, hay puntos de carga rápida que permiten tener lista el 80% de la batería en aproximadamente 20 minutos. Esto supondrá a la empresa un ahorro del 25% en gastos de movilidad, según sus propios cálculos.

La encargada de hacer funcionar el carsharing corporativo de Endesa es Alphabet con su servicio de vehículo compartido “Alphacity”. No confundir Alphabet, con la renombrada Google, se trata de una compañía multi-marca (propiedad de BMW) de renting, gestión de flotas y movilidad corporativa.

AlphaCity-car-sharing-de-Alphabet-en-el-Parque-de-Bizkaia.jpg

AlphaCity es una solución de movilidad inteligente, gracias a la cual las empresas pueden ahorrar hasta un 40% de sus gastos de movilidad. Este servicio es un complemento perfecto a la tradicional flota de vehículos de renting, y proporciona un segundo nivel de movilidad a las empresas, representando una buena alternativa al taxi, al alquiler de coches a corto plazo e incluso al vehículo personal de los empleados.

El funcionamiento es muy sencillo: El empleado sólo tiene que acceder a un portal de reservas online personalizado para la propia empresa, identificar si va a hacer un uso profesional o privado, y reservar el vehículo durante el tiempo deseado. Después, el empleado accede al vehículo mediante una tarjeta personal sin necesidad de llave. Una vez finalizado el uso, se aparcará en la plaza designada para que sea utilizado por el siguiente empleado.

El sistema operativo, totalmente integrado en los vehículos de la flota AlphaCity, está basado en tecnología propia desarrollada por el Grupo BMW.

Por otra parte, el grupo Renault también lanzo el pasado año una fase piloto (Glide Mobility)  que ofrecerá al público y a las empresas sus vehículos en régimen de coche compartido, tanto con vehículos eléctricos como con motores de combustión (ZOE, Captur, Clio). Renault pretende desarrollar sus soluciones en zonas urbanas y rurales a través de su red de socios, para ofrecer un servicio completamente local.

glide_0_0.jpg

“Con Renault MOBILITY, Renault pretende ofrecer un vehículo del grupo Renualt, fácilmente accesible y disponible en cualquier momento. El objetivo es satisfacer todas las necesidades del viaje, desde viajes puntuales hasta flotas enteras de vehículos, con soluciones flexibles y adaptables al mejor precio “, dijo Christophe Chevreton, director del nuevo proyecto de movilidad de Renault.

Además del uso individual, el empleado de una empresa puede utilizar un vehículo del grupo Renautl, tanto para su negocio como para viajes privados. El coste será soportado por la empresa para el uso comercial y facturado al empleado para su uso privado. Este servicio ha estado en vigor en Plessis-Robinson (Francia) desde finales de 2015.

Renault MOBILITY utiliza las soluciones tecnológicas proporcionadas por RCI Mobility, una filial de RCI Bank and Services.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s