Las Vegas y las gasolineras eléctricas

Todavía existen personas que afirman que el hombre no llego a la luna, que el calentamiento global es mentira o que el coche eléctrico es un fraude. El hecho real es que la sociedad esta abriendo los ojos, y ya concibe a estos vehículos como alternativas viables para las ciudades y trayectos cortos, sin embargo, la incertidumbre se apodera de nosotros si nos planteamos un viaje largo, entendiendo viaje largo, como trayecto que supera la autonomía del vehículo.

La historia de Las Vegas, como modelo de futuro

Las Vegas, la capital del entretenimiento, la ciudad de las segundas oportunidades, conocida en todo el mundo por sus casinos y hoteles, esta ciudad nació en mitad de un desierto casi a finales del siglo XIX, siendo poco mas que un fuerte militar y unas pocas casas. Este lugar prospero debido a los muchos manantiales de agua potable que había en la zona, que gracias a su canalización, abasteció de agua para consumo humano. Gracias a eso, la ciudad prospero y rápidamente se convirtió en una parada de tren para repostar agua, creándose rutas mas rápidas que unieran Los Ángeles (California) y Albuquerque (Nuevo México). En 1931 se legalizó el juego, y empezaron a construirse casinos para entretener a los viajeros que paraban, convirtiéndose en un destino turístico y no en una zona de paso.

En lineas muy generales, la historia de Las Vegas nos enseña como nace una ciudad mundialmente conocida en mitad de un desierto, gracias a tener agua y estar geográficamente bien posicionada. De igual manera pueden nacer las gasolineras eléctricas, grandes estaciones de carga que contengan una oferta de ocio y cultura a los viajeros, que haga mas amena la espera y permita utilizar sus vehículos  para desplazarse mas lejos de lo que su autonomía les ofrece.

Estos sitios podrían ser algo muy parecido a los grandes centros comerciales que tenemos en las ciudades, con aparcamientos subterráneos que permitan a los viajeros dejar el coche cargado con total seguridad, donde disfrutar de tiendas, cines, restaurantes, guarderías…

electrolinera-1-1024x7231-800x400

Los vehículos siguen evolucionando y su autonomía aumenta , por lo que el concepto de un complejo multiocio con gasolineras eléctricas puede ser interesante si se construyen en sitios estratégicos, donde puedan obtener sus recursos de manera mas eficiente. Por ejemplo, si estuviéramos en Madrid, y quisiéramos irnos de vacaciones a Valencia, destino preferido por su cercanía, apenas hay 360 km entre ambas ciudades, nos resultaría difícil poder hacerlo en nuestro coche eléctrico, ya que es una distancia ridícula si planeamos el viaje en un coche normal, pero todo un reto para un coche verde, sobretodo si va cargado y con el aire acondicionado puesto. Madrid es la ciudad mas poblada de toda la península ibérica, ademas es la comunidad que mas coches eléctricos tiene matriculados, permitir a los usuarios hacer ese trayecto, rompería las cadenas de la autonomía que los restringe a los núcleos urbanos, seria pionero en el mundo y podría llegar a ser incluso un punto turístico dentro del panorama de la movilidad eléctrica.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce, y esas infraestructuras ahora mismo serian muy difíciles de montar y sobretodo, mantener, ya que aun vivimos en una sociedad donde mucha gente depende del vehículo de gasoil para trabajar y hacer vida diaria, en un futuro, cuando los coches de combustión sean minoritarios, podremos desenterrar esta idea y llevarla a cabo, pero ahora, lo mas factible, es conseguir que se instalen puntos de carga en las gasolineras normales, aunque fuese solo un punto por gasolinera, aprovechando la amplia red de estaciones de servicio que hay en España.

repsolentrevista-700

De hecho, muchas empresas del sector, están empezando a implementar esta nueva estrategia de suministro a las nuevas alternativas que están emergiendo, ofreciendo servicios de carga rápida a los vehículos que puedan usarlo. De esta forma, se pueden hacer viajes sin tener tanto en cuenta la autonomía, eso si, planificando muy bien las rutas para tener localizadas estas estaciones y cruzando los dedos de que no este cargándose otro vehículo, si no, la espera podría ser mayor.

En resumidas cuentas, el poder, es querer, es difícil hacer un viaje con un coche eléctrico, pero no imposible, la ruta que se debe seguir para que las instituciones tomen cartas en el asunto, no es la de poner puntos de recarga a lo loco, sino hacerlo de manera inteligente, buscando las necesidades reales de las personas, que sea económicamente sostenible y lo mas respetuoso con el medio ambiente, porque sino, ¿Que hacemos conduciendo coches eléctricos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s