Prueba un coche eléctrico, y no querras otra cosa.

El coche 100% eléctrico ya no es un extraño, en el mercado existe una gran oferta de este tipo de vehículos y cada vez son más fáciles de ver en las calles. Sin embargo, la sociedad no conoce tan bien como los propios usuarios de estos vehículos, las ventajas y lo inconvenientes de los mismos, creándose una nube de mitos y verdades a media, que ralentiza el proceso de aceptación de estas alternativas ecológicas.

El desconocimiento, el terror del progreso

La autonomía es el argumento estrella de este tema, pero analizando bien la realidad, dentro de la ciudad, el coche eléctrico es el rey, en la teoría y en la práctica.

Debemos “cambiar el chip” para entender que la autonomía media de estos vehículos, 120/150 km, es más que suficiente para los recorridos que hacemos en ciudad. Romper la barrera psicológica de que 150km de autonomía no significa estar en reserva, repito, 150km diarios, en la mayoría de los casos, son más que suficiente para la ciudad.

Si los fabricantes de coches eléctricos pusieran en el cuadro del coche 300km mas de autonomía de la que el coche tiene, a modo de placebo, la gente se sentiría mejor al ver que de sus 450km, solo gastan 28km diariamente. Estos vehículos solo gastan cuando se pisa el pedal del acelerador, a diferencia de los hermanos de gasoil, que incluso parados, al ralentí, están consumiendo combustible.

El coche convencional, tiene una autonomía que dependerá sobretodo de nuestro estilo de conducción, sin embargo, un coche eléctrico tiene otros factores a tener en cuenta, conducir con una estrategia conservadora no solo permite ahorrar carga de batería, sino que nos permite generarla, aprovechando la inercia del coche y la energía de la frenada, por lo que el ahorro es mayor y la autonomía del vehículo crecerá.

Con el coche de gasolina, la autonomía es un factor que poco importa, la diferencia entre el deposito vacío y lleno es cuestión de cartera y no de tiempo. Ocurre lo contrario con el eléctrico, mientras que cargar la batería tiene coste entre 1,5 y 2 euros, el tiempo de recarga puede oscilar entre los 45 minutos y 9 horas.

Zoe_garaje

Cargar el coche como el smartphone, por la noche

Puede parecer que 9 horas de carga sea mucho, y lo son, pero debemos entender, que la estrategia del coche es usarlo durante todo el día, y que cuando uno llegue a casa, lo pongo a cargar hasta al día siguiente, no hay más. Aunque existan los puntos de recarga públicos, no son necesarios para un uso general del vehículo.

Los puntos de recarga rápida, pueden cargar hasta un 80% de la batería en tan solo 45 minutos, dependiendo del modelo, pero su uso no debería de ser preferente a cargarlo en casa por dos razones:

Pueden estar ocupados por otro vehículo eléctrico o incluso por uno no eléctrico de un conductor poco cívico, en este caso, si es una locura pensar en este tipo de vehículos como alternativa, ya que la red de puntos de recarga es muy pequeña y no es tan rentable cargarlos ahí como en tu casa.

No todos los puntos funcionan, muchos alcaldes de ciudades se hicieron fotos el día que se inaugura un punto de recarga y tras esto se olvidan de ellos. Están abandonados por un mantenimiento nulo por parte de administraciones y empresas responsables o bien no permiten la carga debido a que no tienen el enchufe que nuestro vehículo tiene instalado.

Si estos problemas se solucionasen, la opción de poder ir cargando el coche en los distintos puntos de la ciudad cogería fuerza, aunque aún estamos lejos, nos estamos acercando, y fruto de ello, son las distintas soluciones que las comunidades de usuarios de coches eléctricos tienen para sobrevivir día a día, en la odisea de tener un coche eléctrico en España.

Electromaps, solucionando la vida a los coches eléctricos

Este portal nace para recopilar información que los usuarios aportan, sus experiencias con sus coches, el estado de los puntos de recarga de la ciudad, los taller o concesionarios especializados… Toda una red de información al alcance de los usuarios gracias a su app móvil.

En ella, alguno de los problemas que se mencionaban arriban desaparecen, gracias a una interfaz muy sencilla, nos permite configurar la búsqueda de puntos de recarga según unos filtros que nosotros ponemos, como el tipo de carga que buscamos o el enchufe que tiene nuestro vehículo.

Sin título-1

Es difícil cambiar de mentalidad de combustión a eléctrico, pero de nosotros depende dar el paso y darlo firme, porque el calentamiento global no es una teoría, y la realidad es peor de la que observamos desde nuestros hogares.

Os animo a que vayáis a un concesionario y probéis un coche eléctrico, no os defraudara, os sacara un sonrisa, y en vosotros se habrá plantado la semilla de la conciencia medio ambiental, o al menos, veréis que no es tan caro e incluso es más económico que un coche normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s