¿Son los coches autónomos el fin de las aseguradoras?

Warren Buffet, posiblemente el inversor más prestigioso y aclamado del mundo, no se mordió la lengua días atrás cuando le preguntaron sobre el coche conectado: “Será ruinoso para las compañías de seguros”. En opinión del gurú, el desarrollo de este tipo de vehículos reducirá a la mínima expresión los accidentes, lo que a su vez pondrá en un brete al sector de seguros. En algunos países, no se descartaría que la cobertura dejara de ser obligatoria para aquellos usuarios de vehículos con siniestralidad cero. Dicho vaticinio parece propio de ciencia ficción, pero podría ganar consistencia en cuanto se democratice este tipo de tecnología.

En la actualidad, los errores humanos son los responsables del 94% de los casos de accidente de tráfico, porcentaje que desaparecerá con el coche autónomo. Según explicó en una reciente entrevista para la cadena estadounidense CNBC, el consejero delegado del grupo Berkshire Hathaway no concede mucho futuro a su negocio en la aseguradora Geico, en la que participa su compañía, puesto que “perderá dinero en cuanto los coches que se conducen por sí mismos comiencen a extenderse en el mundo”. Según añadió, “en cuanto no existan accidentes, no será necesario contratar un seguro”.

Como no podía ser de otra forma, las mismas conclusiones de Buffett también las comparte el vicepresidente de Berkshire Hathaway, Charlie Munger, quien mantiene que “la gente que quiera circular más rápido de lo debido se encontrará que resultará imposible gracias a los límites de velocidad programados en los vehículos, ya que el software no lo permitirá”. De lo anterior se desprende que -a largo plazo- lo que es una excelente noticia para la humanidad, como es la reducción de los accidentes de tráfico, sería un varapalo para las aseguradoras.

En el caso de España, según datos del laboratorio de estadísticas del seguro (ICEA), el 17,6% de los ingresos del sector de seguros se corresponde con el nicho del automóvil. Eso equivale a más de 10.046 millones de euros al año, de un total de 56.833 millones. En ese escenario, el mercado del seguros no sufre por esta amenaza latente. “Cuando el coche autónomo sea una realidad generalizada, el sector deberá inventarse otro tipo de póliza, algo que solo ocurrirá en el largo plazo”, indican fuentes del sector.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s